mié. Nov 14th, 2018

Escándalo salpica exdirector de la CAR

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

La Fiscalía le imputó cargos al exgobernador de Boyacá y actual contralor de Bogotá Juan Carlos Granados Becerra, por supuestamente exigir sobornos a la multinacional Odebrecht a cambio de adjudicarle obras.

Granados, quien no aceptó cargos, responde por los delitos de concierto para delinquir y celebración indebida en la celebración de contratos, cometidos entre 2011 y hasta 2015, desde que era candidato a la gobernación y luego de su elección en ese cargo.

La Fiscalía dice que la exigencia para adjudicarle a la multinacional brasileña la vía Duitama-Charalá-San Gil fue por 40.300 millones de pesos. Para hacer esa negociación se habrían hecho varias reuniones, una de ellas en el 2011 en el conjunto Aposentos, en la casa del exsenador Plinio Olano en Sopó, Cundinamarca.

El órgano acusador le imputó la circunstancia de mayor punibilidad en el delito de concierto para delinquir afirmando que de Granados “se esperaba que obrara con total pulcritud”.

Añadió que en la investigación están los testimonios de otros procesados como Federico Gaviria Velásquez quien “da cuenta de los aportes de Odebrecht a la campaña de Granados a la gobernación”.

También se tiene otra declaración de Gaviria, este año, y el testimonio de Eleuberto Antonio Martorelli, expresidente de Odebrecht, en la que da cuenta de su cercanía con Federico Gaviria.

Para hacer esas negociaciones, dice la Fiscalía, se hicieron varias reuniones. Una de ellas en la casa del exsenador Plinio Olano, en 2011, en el municipio de Sopó.

“Usted se concertó con Luis Bueno, Plinio Olano, Eleuberto Martorelli, Federico Gaviria para cometer varios delitos contra la administración pública para favorecer a esa organización, que tenía como fin replicar esa política de cooptación de servidores públicos para que contratos estatales en los que usted tenía injerencia en Boyacá se le adjudicaran a Odebrecht”, dijo la Fiscalía.

La fiscal del caso dice que en la reunión en la casa de Plinio Olano “Granados estuvo exponiendo su plan de Gobierno, acordándose el apoyo de Odebrecht con la suma de 200 millones de pesos a su campaña, suma que se le entregó en efectivo a Olano Becerra con el fin de favorecer a esa firma con proyectos de infraestructura”.

Principalmente ese dinero se entregó para que se le diera a Odebrecht el proyecto vial Duitama-Charalá, San Gil.

Según la Fiscalía, Granados nombró a Bernardo Suárez como interlocutor con directivos de Odebrecht, como Eder Paolo Ferracuti para coordinar el tema del contrato de Duitama-Charalá

La Fiscalía dice que e