vie. Dic 14th, 2018

¡A sangre y fuego! uniformado evita hurto.

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

La noche del 14 de noviembre, cuando el reloj marcaba las 9:30, en un callejón oscuro, tres delincuentes aguardaban a su próxima víctima. Esta vez era el Intendente de la Policía Jhon Jairo Montoya Giraldo; la razón: hurtarle su vehículo.

Los maleantes, al ver llegar Montoya, se le abalanzaron decididos a robarlo. Es en ese momento se desata el infierno. Montoya, hombre bien entrenado, desenfunda su arma y se enfrenta a tiros con sus agresores, dando muerte a uno e hiriendo al otro. El tercero logró huir.

El olor a pólvora se confunde con el de la sangre de Montoya, su camisa se mancha de carmesí con rapidez. Una bala alcanzó su pierna y se empieza a desangrar. Con rapidez lo trasladan a la Clínica Colombia, donde a esta hora el Jefe de Seguridad del Gobernador de Cundinamarca se recupera.

El CTI de la Fiscalía realizó el levantamiento del cuerpo del asaltante, quien murió en el sitio e indaga sobre el paradero del que logró huir.

Los vecinos del barrio La Riviera aún escuchan esos seis disparos que les recordarán por siempre que aunque la maldad asecha constantemente siempre habrá hombres valientes que la enfrenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *