vie. Dic 14th, 2018

¿Paramilitares en el Sumapaz?

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

La tranquilidad de los habitantes de las poblaciones de Pandi, Venecia y Cabrera se viene desvaneciendo. Nuevamente, la zozobra y el miedo empiezan a regresar, tras la memoria imborrable de la violencia y el dolor que por muchos años reinó en esta región cundinamarquesa.

La quema de un bus de transporte público en la vía que de Pandi conduce a Venecia, por parte de disidencias de las Farc, hace escasos 20 días, se suma a los intentos de extorsión y amenazas a la población, lo que consideran como una clara prueba de que en estos municipios la delincuencia quiere regresar.

Ahora, para “completar el chico”, panfletos inundan las calles de estas poblaciones anunciando muertes selectivas, e incluso, con amenazas a supuestos expendedores de drogas, que llevan nombre propio; además, se atreven a decretar toque de queda para jóvenes, especialmente en el municipio de Pandi. Las Águilas Negras se atribuyen el escrito, asegurado el inicio de una llanada “limpieza social”.

Y entonces… Las preguntas de la comunidad inician con ¿será una disputa territorial entre las Autodefensas y las disidencias de las Farc? ¿Serán bandas al servicio del microtráfico, buscando establecerse en este corredor? ¿O se trata de simple siembra del terror?

La respuesta se espera de las autoridades policiales y gubernamentales, quienes deben comunicarlo con oportunidad y adoptar medidas de seguridad urgentes, pues, a la luz de la verdad, este rincón de la geografía cundinamarquesa no merece volver a perder el sueño y la calma, después de saber y haber vivido el terror en carne propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *