vie. Dic 14th, 2018

Cómo prepararse para las vacaciones

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Las vacaciones de fin de año están a la vuelta de la esquina; por esta razón es bueno empezar a prepararse para disfrutarlas con excelente salud. A nadie le gusta estar enfermo, mucho menos a la hora de disfrutar un buen viaje.

____________________________________________________________________

Quién dijo que las vacaciones perfectas se improvisan. Como todo en la vida, para garantizar el éxito se requiere preparación y eso incluye un agradable descanso. Estas indicaciones son fáciles consejos de seguir antes y durante la temporada de recreo o si lo prefieren, lo pueden tener en cuenta a lo largo del año.

Un sistema inmune fortalecido

A la hora de viajar a otro clima o, sin ir más lejos, con estos cambios de temperatura constante, tener un sistema inmune fortalecido es de suma importancia. Contar con las defensas activas ayuda a evitar resfriados, enfermedades respiratorias y otros posibles malestares.

Por suerte, encontrarán varios remedios naturales que, al consumirse con tiempo antes y durante las vacaciones, pueden beneficiarle. La canela, por ejemolo, es un conocido antioxidante, famosa por disminuir los cólicos menstruales, pero también por activar las defensas del cuerpo.

 

El jengibre es un aliado indispensable de la canela, por lo que en la mayoría de preparaciones se encuentran juntos; la razón es muy sencilla: además de aliviar las náuseas y problemas estomacales, esta raíz aromática aumenta la presencia de glóbulos blancos, generando una barrera protectora contra diferentes microorganismos.

Una de las plantas inmuno-moduladoras más estudiadas por la ciencia es la Echinacea.  La hierba medicinal que millones utilizan diariamente, activa las células de defensa y, en especial, estimula las células T e interferón (proteína que contribuye al sistema inmunológico).

Desde China encontramos dos productos que se han vuelto sensación en occidente, primero el ginseng, que aumenta la resistencia tanto física como emocional y mental e interviene en la proliferación de linfocitos, entre otros beneficios que la hacen un remedio por excelencia para personas de edad o con la capacidad inmunológica disminuida.

Y por último, encontramos las bayas Goji; se han convertido en un boom para bajar de peso, pero en realidad están consideradas un súper alimento con propiedades antioxidantes, protectoras del hígado así como favorecedoras del sistema inmune.

Vitamina C para todo

Para nadie es un secreto que la vitamina C es excelente para nuestras defensas, pero  ¿sabían que ayuda también para el bronceado? Así es, la vitamina C es parte esencial de la rutina para un bronceado perfecto.

Antes de comprar bultos de naranja y aburrirse a la segunda semana de estar tomando solo jugo de naranja, deben saber que hay unos cuantos alimentos que, sorprendentemente, tienen más contenido de esta vitamina que los famosos cítricos.

Un ejemplo es la guayaba, que contiene vitamina C, A, grupo B y potasio; su concentración es de 180 mg de vitamina C por cada 100 gr. Le sigue el perejil con 166 mg por cada 100 gr; además, consumir 25 gramos de perejil le aporta al cuerpo el 70% de la vitamina C requerida.

En tercer y cuarto lugar están el brócoli, que contiene 110 mg por cada 100 gr, seguido por el kiwi con 100 mg por cada 100 gr. De igual manera, al kiwi se le conoce por ser diurético, acelerar el tránsito lento y regular la presión sanguínea.

El bronceado perfecto

Para obtener un bronceado de revista es también necesaria una preparación. Debemos consumir, antes de exponernos al sol, una buena cantidad de antioxidantes que previenen los radicales libres; vitaminas B y E para la buena salud de la piel y mejorar la elasticidad.

Finalmente, consumir dos semanas antes los ya conocidos beta carotenos, los cuales  estimulan la producción de melatonina, que acelera el bronceado. Entre los carotenos la zanahoria es la reina, pero también los pueden encontrar en las hortalizas verdes, calabaza, perejil, mango y papaya.

Repelentes caseros

Un paseo no está completo sin la picada de un mosquito, pero hay varias alternativas naturales que pueden usar para evitarlo. Primero, saber que el 20% de las personas son “dulces” o, dicho de mejor mnera, propensas a ser picadas.

Estudios sugieren que en el 85% de los casos se debe a un componente genético. El resto puede deberse al grupo sanguíneo (parecen preferir el O) y el dióxido de carbono del entorno. Un repelente de ambiente casero: poner medio limón con varios clavos de olor (la especia) en la habitación.

Para aplicarse en la piel pueden hervir 250 gr de manzanilla con 1 litro de agua, untarse cada 2 horas. Si fueron víctimas de un piquete, una bolsa de te verde sobre la herida puede calmar la molestia.

Siguiendo estos simples consejos estarán siempre listos para disfrutar de su paseo en cualquier época del año.

Por Catalina Uribe Suárez

catauribes@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *