vie. Dic 14th, 2018

A Star is Born, la película que le puede otorgar un Óscar a Lady Gaga

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Esta es la cuarta versión de lo que ya se puede considerar un clásico del cine. La primera se filmó en 1937, le siguió otra en 1954, despéus, la primera que yo me vi en 1976 y la de este año 2018.

_____________________________________________________________________

En esta película se estrena como director Bradley Cooper, un actor Norteamericano, residente en la majestuosa ciudad de Nueva York, relativamente joven, pero ya con una trayectoria en varias series de televisión y películas, que lo han hecho merecedor a nominaciones al premio Óscar de la Academia. De manera que el personaje no es ningún improvisador, ni aparecido.

La película comienza con unas escenas que van anunciando un tono intenso, apasionado y tal vez dramático de la historia que está por verse. La música es buenísima y, al menos para mí, cualquier comienzo acompañado de una banda sonora potente, va capturando el interés y conectando el corazón con la historia. En esa conexión, me meto voluntariamente en el juego de las emociones que suben y bajan, como el volumen de las canciones y, sin darme cuenta, me dejo llevar por la historia.

Los sonidos del silencio

Tal vez una de las tareas mas difíciles en el cine es encontrar la música perfecta para irle dando los matices y colores a la historia que se quiere contar.  En este caso, esa música es a su vez interpretada por los personajes principales del film, que sin convertirla en un musical, le imprimen un carácter único a cada momento, no solo con sus voces y composiciones, sino también con sus silencios y gestos.

Tal vez sea la música la razón por la que el director se jugó una carta bastante interesante, la de invertir los papeles tradicionales que les corresponderían en la vida real a los dos protagonistas principales. Es decir, Cooper, que es conocido comúnmente como actor, se lanza a cantar y lo hace bastante bien y ella: Lady Gaga, que normalmente la conocemos como una gran cantautora, se lanza como actriz.

Yo diría que aquí nacen dos estrellas: Bradley Cooper se luce como cantante y Lady Gaga, arrolla, mejor dicho, como dicen los fans de los deportes: “la saca del estadio” con su actuación. ¡Me encantó la naturalidad, la sencillez y la inocencia con que asume su papel y logra transmitir emociones, que lo dejan a uno con ganas de pararse en el teatro a aplaudirla!

A esta historia se le pueden dar varias lecturas, dependiendo desde dónde la veamos: puede ser una historia de amor, un conflicto familiar/de pareja/personal, una dependencia/adicción/inestabilidad mental, depresión, un fracaso y a la vez un éxito.

Y quien no ha pasado en algún momento de su vida por una montaña rusa de emociones, que lo hagan sentir que de la historia de amor, pasó casi sin darse cuenta a la tragedia y de allí a ver que no hay otra salida que dejar este mundo sin mas ni más.

Catarsis absoluta

Lo cierto es que no estamos acostumbrados a pedir ayuda o a reconocer que por momentos no le vemos salida o solución a las situaciones conflictivas de nuestra existencia. Tal vez se trate de un tema de educación o de una cierta presión socio-cultural, pensar que si lo hacemos, estamos dejando al descubierto frente al mundo, esa parte de nuestra humanidad que nos hace sentir débiles, incapaces y hasta menos que los demás.

¿A quién le gusta ese sentimiento? Lo cierto es que hablar del tema, reconocer que hay momentos de la vida en que necesitamos de algo o alguien que nos ayude a ver con una lente distinta el mundo ¡es de valientes!

Por otro lado, es interesante ver cómo puede ser la vida de un aspirante a artista, que a ratos tiene que desempeñarse en otro tipo de actividades y trabajos para sobrevivir, porque, lamentablemente, no encuentra el apoyo de su propia familia o incluso de la misma sociedad/gobierno.

Sea cual sea su lectura preferida, situación personal u opinión sobre estos temas, vaya a verla. Es una historia entretenida, con protagonistas que logran más allá de su belleza física, transmitir con gestos y diálogos, emociones igualmente profundas, con las cuales seguramente usted se va a identificar.

Solo una recomendación: es larga, así que aprovisiónese de una buena chocolatina y una gran bolsa de maíz pira y, si es necesario, un buen cafecito.

Director:

Bradley Cooper

Basada en A Star Is Born

Protagonistas :

Bradley Cooper

Lady Gaga

Andrew Dice Clay

Dave Chappelle

Sam Elliott

Duración: 135 minutos

Por Clara Ospina Reyes

clarospi@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *