mié. Ene 23rd, 2019

Bohemian Rhapsody “Rapsodia Bohemia”

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

El otro día le escuché a un personaje en una emisora de radio decir que “para ser un musical, esta película estaba bastante buena”. Finalmente pude ir a verla y debo decir que para nada podría considerarse como un “musical”, entendido este como la constante interpretación de canciones y música como los protagonistas esenciales de la historia que se pretende contar, con unos cortes muy reducidos de diálogos, casi siempre sin mayor contenido entre uno o más personajes.

____________________________________________________________________

Por el contrario, esta película cuenta una parte de la historia acerca de la banda de rock “Queen” desde sus inicios. Más bien contada desde la perspectiva de uno de sus integrantes más famosos y amados: Freddy Mercury.

Conozca usted o no la historia de esta banda en particular, la recomendación es que vaya a verla. Además de disfrutar de buena música, el contenido es profundo, artístico y muy emocionante.

Si lo que muestra la película sobre la relación de los integrantes de la banda es cierto o no, no hay certeza, pero al final, cualquier representación escrita o cinematográfica sobre la vida de alguien va a tener asomo de cierto y algo de ficción.

En este relato podemos ver, no solo la gran disciplina y determinación de un ser humano para alcanzar su propósito de convertirse en cantante, sino que, además, rescata la genialidad y creatividad de alguien que quiso hacerlo de una manera muy sui-generis y con gran dosis de rebeldía, que no debe confundirse con terquedad.

Y es que casi siempre pasa que cuando alguien no quiere conformarse con la norma y seguir el ejemplo de lo que “está de moda”, o lo que es aceptado socialmente, suele encontrar resistencia, ser tildado de perdedor y ¡hasta de loco!

Tan humano como artista

Entender la genialidad de algunos artistas no siempre es fácil para nosotros. Existen personas que conectan con el conocimiento y la sensibilidad a un nivel, que para la mayoría es un enigma.

 

Además de disfrutar la genialidad de Mercury en el campo de la composición y la ejecución de su música, el film conecta con su humanidad y aunque para sus fans esto suene a sacrilegio, el ser humano detrás del artista, es tan grande o más que el mismo Freddy.

¡Que profundidad, integridad y sencillez en este artista! No se traicionó a sí mismo como artista, pero tampoco lo hizo en sus principios como ser humano.

Hay una parte en la que repite tres palabras, esto en una conversación con su papá, donde le dice que ha aplicado los principios aprendidos en casa y que su padre tanto le inculcó: Good thoughts, good words, good deeds”, lo que traduce algo así como: ¡buenos pensamientos, buenas palabras y buenas obras!

¡No se pierda esta película! Verá a un Rami Malek, el actor que interpreta a Mercury y a quien ya hemos visto en otras películas, la mas reciente, Papillon, completamente compenetrado con el personaje.

Se ve y se siente que conectó de una manera muy profunda y especial con Mercury. Para nuestro placer, vuelve a darle vida al genio, pero sobre todo al ser humano sensible, bueno e íntegro, que en poco tiempo logró inmortalizarse.

Director: Bryan Singer.

Productores: Bryan Singer, Robert De Niro, Graham King y Jim Beach.

Protagonistas: Rami Malek, Ben Hardy, Joseph Mazzello, Gwilym Lee, Lucy Boynton, Allen Leech, Tom Hollander, Aidan Gillen, Aaron Mc. Cusker, Michelle Duncan, Ace Bhatti, Dermont Murphy, Meneka Das y Max Bennett.

Por Clara Ospina Reyes

clarospi@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *