mié. Ene 23rd, 2019

ROMA = AMOR

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Aprovechando estos días de asueto por las celebraciones del “Thanksgiving Day” (Día de acción de gracias), me fui a ver esta joya de película. Además, la estaban presentando en uno de los teatros favoritos de esta ciudad: el Landmark en la calle Pico, en el área conocida con West L.A.

_____________________________________________________________________

Cuando vi el póster de la película en blanco y negro más el título “Roma”, no pude evitar pensar: ROMA=AMOR. Y se me vinieron a la cabeza imágenes de muchas películas Italianas,  obvio, uno se imagina Roma=Italia. Pero cuando hice la lectura al revés, inmediatamente entendí que este iba a ser un viaje por situaciones de un alto contenido emocional, como son todas las que de alguna manera tienen que ver con el amor.

¡Y no me equivoque! Hacer una película enteramente en blanco y negro, es una decisión arriesgada, que tal vez solo estén en capacidad de tomar, quienes pueden asegurar un resultado de gran calidad, como ha sido este del director Alfonso Cuarón.

¡Qué peliculón!

Tan bueno y tan a la altura de la maravilla de historia que nos cuenta Cuarón. A mí me trajo gratos recuerdos. Como esta época nos conecta con los agradecimientos, debo admitir que una de las cosas que más agradezco es haber contado con personas extraordinarias que más que muchachas del servicio, fueron personajes que ayudaron a mis papás en la crianza de nueve seres humanos y nos enseñaron con su actitud amorosa, su sencillez, humildad y dedicación, que en la vida, servir a los otros, con alegría, con entusiasmo y, sobre todo con amor, es lo que nos convierte en seres con un sentido claro de hacia dónde es que debemos enfilar nuestros esfuerzos en la vida.

Nada brinda mayor placer y satisfacción que ayudar a los otros, eso no solo valida nuestra existencia, sino que nos convierte en mejores seres humanos.

Me recordó a un ser icónico, inolvidable y fundamental en mi historia como fue y sigue siendo mi “mamá abuelita”. Un personaje que estuvo siempre allí, desde que nací, pues desde que mis papás se casaron, ella, la suegra de mi mamá, se fue a vivir con nosotros. Me acordó de Tony el perrito canchosín y callejero que en algún momento adoptamos y de los tantos otros animales que tuvimos en la casa.

Lo más impactante para mí fue ver cómo la casa en donde se desarrolla la historia es casi una copia de la casa de la 59 en Chapinero, con los dos o tres pisos, en donde en el último dormían las empleadas del servicio. Uno de los protagonistas de la época era el lavadero, marcado en mis recuerdos con un sonido constante, acompañado de las cuerdas que iban de un patio al otro, llenas de ropa.

En medio de toda esa cotidianidad, con la cual muchos pueden o no identificarse, existen una serie de elementos de denuncia social que son de una gran profundidad y que continúan siendo vigentes, aun después de tantos años. Nadie puede evitar pensar que aunque amorosas, dedicadas y sacrificadas, la institución de la muchacha del servicio, no deja de tener unos tintes muy claros de esclavitud.

Exigir y reclamar sí vale la pena

Ahora que está tan de moda protestar por casi todo en Colombia, también se hace referencia a las injusticias que viven quienes deciden exigir y reclamar, como es el caso de los estudiantes, por cosas de fondo como el derecho a acceder a una buena educación y como al final, los intereses políticos de unos pocos, buscan reprimir esas protestas e involucrar la fuerza, en ocasiones, representadas en fuerzas con alto entrenamiento militar, que dejan sin opción a los protestantes pacíficos.

Lo cierto es que estamos todos interconectados y lo que hagamos o dejemos de hacer no solo afecta nuestro círculo más íntimo y cercano, sino que desencadena una serie de eventos, que al final tienen más de un afectado. Por eso no vale decir que nosotros no nos metemos en política o que las protestas de uno u otro grupo no nos conciernen, porque seguro que usted también tiene hijos estudiantes, tíos pensionados, vecina emprendedora y vale la pena hacer lo correcto y ser solidarios.

¿Le gusta la buena fotografía? ¡Esta es su película! ¿Le gustan las historias que rescatan derechos fundamentales y sociales de grupos marginados, entre ellos, los indígenas? ¡Esta es su película! ¿Quiere darse un viaje al recuerdo de su infancia? ¡Esta es su película! ¿Quiere verse una película en la que se habla español y otros dialectos indígenas? ¡Esta es su película! Súper recomendada. Váyase a verla, no se va a arrepentir.

Director: Alfonso Cuarón

Presupuesto: 15 millones de dólares

Premios: Golden Lion

Actores: Marina De Tavira (Sofía); Yalitza Aparicio (Cleo); Latin Lover (Profesor Zovek); Daniela Demesa, Carlos Peralta, Marco Graf, Jorge Antonio Guerrero, Diego Di Cort; Nancy García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *