lun. Ago 19th, 2019

Llegó ‘El Niño’ con sequías, heladas y desabastecimiento hídrico

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Según el IDEAM en Cundinamarca serán, especialmente, 18 municipios los impactados por las heladas hacia los meses de enero y febrero. El Niño se extendería hasta marzo del 2019

Nuevamente, aparece el fantasma de la escasez de agua e intensas lluvias, pastos secos, frío intenso en las madrugadas e incendios forestales. La razón: el país se verá impactado, entre diciembre de 2018 y abril del año que viene, por el fenómeno ‘El Niño’, afectando a Cundinamarca y a otras regiones del país, según lo informó el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, entidad adscrita al ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

A partir de la fecha, autoridades, campesinos, agricultores, comunidades y ciudadanos de a pie a ¡ahorrar agua y luz! Los impactos de este ‘Niño’ travieso, que no es otra cosa que un fenómeno de variabilidad climática (por el calentamiento superficial de las aguas de Océano Pacífico Tropical), generan impactos como disminución significativa de las lluvias, aumento en la radiación solar, altas probabilidades de sequía y desabastecimiento hídrico, además de las heladas.

Entre enero y el 10 de diciembre de 2018, en Cundinamarca se han presentado 340 incendios forestales, destruyendo 3.870 hectáreas en 73 municipios. Cifras superiores a las de 2017.

Incendios forestales

Otra de las fuertes señales, que se prevé afecten a Cundinamarca, son los incendios forestales. De acuerdo con el Ideam, este departamento se encuentra entre los territorios que presentan un mayor nivel de riesgo de en el país, junto a otras zonas, por lo que recomiendan adelantar campañas preventivas.

La alerta está encendida. Según el reporte de la Unidad de Gestión del Riesgo regional, durante el año 2017 se presentaron 246 incendios que afectaron 1.458 hectáreas en 82 municipios; sin embargo, entre enero y el 10 de diciembre de 2018, esas cifras fueron muy superiores, al llegar a 340 incendios que han destruido 3.870 hectáreas en 73 municipios.

Pero este fenómeno no solo traerá fuertes oleadas de calor. El día agobiará con su fuerte sol, mientras las madrugadas lo harán con intensas heladas, por lo que estarán en alto riesgo los cultivos y pastos, impactando negativamente el crecimiento o engorde del ganado, así como la economía familiar de pequeños, medianos y grandes productores, ganaderos, agricultores y floricultores, principalmente.

En Cundinamarca, los municipios con mayor riesgo de heladas son Bojacá, Facatativá, El Rosal, Funza, Madrid, Mosquera y Subachoque (en Sabana Occidente); Cajicá, Chía, Cogua, Cota, Gachancipá, Nemocón, Sopó, Tabio, Tenjo, Tocancipá y Zipaquirá (en Sabana Centro); Chocontá, Sesquilé y Suesca (en Almeidas), entre otros cercanos a Bogotá, ubicados entre los 2.400 y 3.200 metros sobre el nivel del mar, en donde las temperaturas pueden llegar a estar por debajo de los 0 grados centígrados.

En Cundinamarca, los municipios con mayor riesgo de heladas son Bojacá, Facatativá, El Rosal, Funza, Madrid, Mosquera y Subachoque (en Sabana Occidente); Cajicá, Chía, Cogua, Cota, Gachancipá, Nemocón, Sopó, Tabio, Tenjo, Tocancipá y Zipaquirá (en Sabana Centro); Chocontá, Sesquilé y Suesca (en Almeidas).

Radiación ultravioleta

Durante este mismo periodo, los rayos solares y la radiación UV llegan con mayor intensidad y facilidad a la Tierra, ante lo cual, el Ideam destacó que Cundinamarca también se encuentra entre los departamentos en los que se presentarán los máximos niveles de radiación UV en zonas montañosas, por lo que se deben adoptar medidas de protección por parte de la comunidad, especialmente entre las 9:00 a.m. y las 4:00 p.m.; este fenómeno puede generar complicaciones en la piel (manchas y quemaduras); daños oculares y posibles afectaciones al sistema inmunológico.

Además del calor, los incendios y el frío helado, las alarmas se activan ante la probabilidad de que un buen número de municipios de Cundinamarca puedan sufrir desabastecimiento hídrico. En Colombia, de acuerdo con el Estudio Nacional del Agua ENA 2018, esta situación podría afectar a 391 municipios.

Cabe recordar que, por causa de este mismo fenómeno, durante los años 2015 y 2016 (uno de los más intensos del mundo en los últimos 60 años), se redujeron las reservas hídricas en Colombia en poco más del 40% debido a la escasez de lluvias. Solo en Cundinamarca, 45 municipios enfrentaron el rigor de quedarse sin agua, por lo que, el gobierno departamental, a través de las Empresas Públicas de Cundinamarca (EPC), debió surtir el valioso líquido a través de carro tanques.

Por lo anterior, el Gobierno Nacional insta a los alcaldes y gobernadores para que desde ya tomen las medidas de mitigación que correspondan, además de mantener activos los Comités para la Gestión del Riesgo de Desastres.

CONPES para enfrentar ‘El Niño’

Para el Gobierno Nacional, encabezado por el presidente de la República, Iván Duque Márquez y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, el tema es de la mayor importancia, razón por la que decidieron articular acciones para enfrentar este fenómeno de variabilidad climática con las demás entidades nacionales que tengan que ver con el área.

Entre las primeras decisiones, se destaca la adopción de un documento Conpes No. 3947, netamente preventivo ante eventos extremos climáticos, en los diferentes sectores de la economía y la productividad nacional, lo que se acompañará con la coordinación de acciones con las autoridades regionales y el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, departamentos y municipios.

Con este Conpes, el Gobierno Nacional busca destinar más de $55.000 millones para desarrollar acciones efectivas para enfrentar ‘El Niño’, teniendo en cuenta que el de hace tres años le costó al país $1,6 billones.

De manera adicional, el Gobierno Nacional expresó su total voluntad en la prevención de quemas en las zonas boscosas y anunció acciones conjuntas con la Policía, el Ejército y la Fiscalía en contra de quienes, de manera inescrupulosa provoquen incendios.

Cundinamarca está lista para enfrentar este fenómeno

Ante la amenaza latente del fenómeno, la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca (Uaegrd), hizo un llamado de urgencia para que las comunidades y los sectores productivos se preparen y adopten las medidas necesarias para evitar o mitigar los fuertes impactos negativos que podrían presentarse.

En el caso de los agricultores y ganaderos, deben planificar las actividades agrícolas y pecuarias ante un panorama de escasez de agua y sequía, almacenar líquido en reservorios y evitar las quemas; además, pueden cubrir los cultivos o sembrar en lotes rodeados de árboles, para que cuando lleguen las heladas no pierdan sus productos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *