mié. Ene 23rd, 2019

ExpoCundinamarca: a la vanguardia de las mejores ferias del mundo

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Más de 65 mil visitantes tuvieron la oportunidad, durante cuatro días, de explorar las riquezas y maravillas turísticas, empresariales, gastronómicas y culturales del primer departamento del país, presentadas en ‘ExpoCundinamarca – vívela en Bogotá’, una feria exposición enmarcada con irreverencia, distinción y originalidad, dentro de las mejores del mundo.

ExpoCundinamarca fue un éxito. Logró concentrar en un solo recinto las posibilidades de inversión turística del primer departamento del país y uno de los más diversos de América Latina. Por segunda vez en la historia, en un mismo escenario se vivió la identidad cultural de los pueblos en fusión con las oportunidades de negocio, cuya plataforma proyectó a las empresas locales a reactivar el flujo de su economía con un rubro inexplorado, enfocando su mercado en una sola dirección de cara al futuro: el turismo.

Según expertos del Banco BBVA, el turismo en Colombia podría representar el 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB). Quiere decir esto que Colombia recibirá cerca de 5 millones de turistas entre el 2013 y el 2020.

Según el centro de estudios, el turismo representa actualmente el 2,1% del PIB, y sumando los sectores relacionados con la actividad, como alimentos, transporte e industria de entretenimiento, estos afectan el 7% del PIB. Pese a ello, Colombia es uno de los países con mayor rezago en esta industria; en México, por ejemplo, representa el 7,1% del PIB; en Chile el 3,4%, mientras en Brasil el 2,9%.

Visto el panorama internacional, lo que buscó la Gobernación fue proyectar a Cundinamarca en esta dinámica global e incluir al turismo en una economía ligera que fluya y genere demanda de bienes y servicios, atrayendo turistas de todas las latitudes en una gran apuesta escenográfica.

“ExpoCundinamarca simboliza una posibilidad de cambio, de escape, de fuga. El deseo de dejar atrás el ruido que se multiplica en las metrópolis y anclar el destino a paisajes tranquilos, con una hotelería diversa, climas exóticos y planes para todos los gustos. Desde la aventura extrema hasta el relajamiento absoluto en un entorno ecológico bañado con termales y sonido de colibríes.

De eso se trata finalmente el turismo, en medio de las cifras y los discursos de atril; al final del camino solo queda la sensación, la anécdota, la experiencia de lo diferencial; de renacer, vivir, suspirar y recorrer en kilómetros, las entrañas del surrealismo que posee un departamento legendario como Cundinamarca”, definió la Secretaría de Prensa y Comunicaciones de la Gobernación de Cundinamarca.

Fue así como del 6 al 9 de diciembre, más de 65 mil personas vivieron un recorrido único por los 116 municipios asentados en las 15 provincias que delimitan el mapa de la tierra, donde su ave insigne, el cóndor, responde al significado de su nombre: Cundinamarca.

La leyenda de El Dorado: un recorrido por la cultura

108 horas de programación cultural continua en tres tarimas; 2.800 artistas y 185 agrupaciones de 86 municipios; 48 intervenciones teatrales y de narración oral; 76 grupos de danza, 41 agrupaciones de música tradicional (urbana, campesina y tropical); 68 agrupaciones más -incluyendo 3 bandas sinfónicas y 19 bandas fiesteras-, así como la entrega de la primera edición del premio artesanal Policarpa Salavarrieta, convirtieron a ExpoCundinamarca en un símbolo de la cultura, la tradición y la inversión empresarial a gran escala.

Con información y magníficas puestas en escena, desde los destinos más exóticos y originales, hasta las travesías más arriesgadas por la aventura extrema, esta feria exposición fue un espacio ideal de interacción entre visitantes y operadores turísticos que ofrecieron los más variados paquetes a destinos emblemáticos (muy conocidos o completamente olvidados) de Cundinamarca.

A mayor escala, el destino de la cultura contó con la presencia de cantautores colombianos de talla internacional, como Andrés Cepeda, quien se encargó, Ad honorem, de engalanar el cierre de la feria con más de 4.000 personas en concierto.

A su altura estuvo la Banda Sinfónica Regional, compuesta por 15 bandas municipales y dirigida por el maestro Miguel Ángel Casas Barreto, que realizó su primera presentación en concierto con 400 músicos en tarima, provenientes de todos los municipios y veredas de Cundinamarca, en un proyecto, único en Latinoamérica, denominado “la banda entre las bandas”. Estos jóvenes interpretaron magistralmente sus acordes al unísono con un mágico show de juegos pirotécnicos y un espectáculo circense.

Sabores de Cundinamarca

Sin lugar a dudas, una de las apuestas con mayor atractivo fue la gastronomía de Cundinamarca. Simulando una alameda, un pasaje o un picnic, más de 40 restaurantes de todas las provincias del departamento se hicieron presentes para ofrecer y deleitar el paladar de miles de visitantes. Diferentes carnes, gallina, fritanga, fiambre, sancochos, arepas; obleas, fresas con crema y todo tipo de postres hicieron parte del variadísimo menú.

Ventas por más de 400 millones de pesos y el concurso dirigido por la Asociación Colombiana de Chefs, son parte del resultado de un trabajo bien hecho y con los mayores estándares de diseño y calidad. “La cereza del pastel en medio de tanta diversidad es la gastronomía de nuestro territorio”, dijo muy emocionado el gobernador Jorge Rey, mientras entregaba las distinciones a los mejores platos.

Y los ganadores según las categorías fueron: en amasijos (3er. puesto para Manta, con la deliciosa garulla; 2do. para Cajicá con el tamal de calabaza y 1er. lugar para Cáqueza, con el rico pan de sagú). En la categoría de plato fuerte se destacó Chía con el mixto de mamona y cerdo, seguido por Tocaima con la suculenta gallina tocaimuna, para darle el primer lugar a Guataquí con el legendario Chupe guataquiseño, preparado por don Angelino Contreras.

A la vanguardia

Según lo define la Real Academia de La Lengua, estar a la vanguardia hace referencia a una fuerza armada que va siempre por delante. Es la primera línea de formación del combate y su concepto se extiende para nombrar un movimiento artístico, político o ideológico. Dicho esto, ExpoCundinamarca está a la vanguardia de las mejores ferias del mundo, entre las que se destaca Fitur, cuya próxima edición se celebra en Madrid – España, en enero de 2019 y tendrá la incorporación de dos nuevos pabellones donde estará situada la oferta de Oriente, avanzando con una sección dedicada al turismo cinematográfico.

En los contenidos de Fitur hacen presencia los principales sectores del turismo mundial y, en esta línea, ExpoCundinamarca plantea el mismo objetivo bajo el concepto universal de turismo inteligente que es tendencia en las más importantes ferias del universo. La ITB de Berlín – Alemania, por ejemplo, tiene proveedores de más de 180 países, que presentarán sus productos del 6 al 10 de marzo de 2019. Allí, jóvenes profesionales del turismo, están disponibles para ofrecer e informar planes a destinos increíbles del planeta y con las últimas tendencias.

ExpoCundinamarca, al igual que estas ferias de fama mundial, ofrece al visitante una magnífica plataforma para que tanto colombianos como extranjeros encuentren en los 116 municipios la oportunidad de conocer otras culturas, diversidad gastronómica y destinos turísticos definidos como: de aventura, religioso, de bienestar, cultural, ecoturismo y agroturismo.

Catapultar al evento y la marca región ‘Cundinamarca El Dorado La Leyenda Vive’ en el top de las mejores ferias empresariales y turísticas del mundo, entre las que también se destaca la MITT de Moscú – Rusia, con más de 1.800 compañías participantes y 239 países, es una odisea que apenas comienza y que ya le tocará al próximo mandatario de turno.

Pocas líneas, pocos días

Las líneas, los párrafos y los cuatro días se quedaron cortos para continuar rindiendo un homenaje a Cundinamarca. Fue profuso y casi innumerable lo que pasó y se vivió en esta feria exposición.

Sin embargo, nos queda el olor al mejor café que se fundió con el de la panela, las flores, las frutas y los animales de baja estatura, en la que denominaron la Cundigranja; paralela a Divercundi, la pequeña ciudad para niños en la que los más pequeñitos aprendieron a ser bombero, mercader, diputado, policía y hasta gobernador.

Los seis destinos turísticos diseñados para vivir la experiencia mostraron lo mejor de los deportes extremos y de ventura: escalada, torrentismo, canopy y parapente, entre muchos más. A gran escala, el turismo religioso dejó ver las principales iglesias a visitar, convertidas en patrimonio cultural y arquitectónico del departamento; más de 10 lugares sagrados para recorrer y aprender.

Los pabellones de Agroturismo y Ecoturismo revelaron las maravillas que enaltecen la flora y la fauna en los más exóticos paisajes del territorio; cascadas, osos de anteojos, venados de cola blanca, colibríes, cultivos de café y las más exóticas flores hicieron parte de la escenografía.

El área que exponía la cultura y la tradición del departamento ilustraba de forma didáctica a los más altos exponentes de la historia, como Policarpa Salavarrieta y Antonio Nariño; educaba sobre tunjos, pictogramas y los indios sutagaos; pero lo mejor de todo fue una muestra real proveniente del Mausoleo de las Momias en San Bernardo, únicas en el mundo momificadas de forma natural, enigmático fenómeno que en la actualidad, no obstante, carece de explicación científica.

Y al final, el turismo de Bienestar, el que invitó a la relajación y al verdadero descanso; el que mostró la más completa oferta hotelera y de aguas termales que surcan el territorio cundinamarqués, desde Choachí o Tabio hasta Paratebueno en el piedemonte llanero.

ExpoCundinamarca, una feria difícil de superar, difícil de olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *