jue. Abr 18th, 2019

Historia de muerte y obsesión estremece a Saocha

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Corrían las horas de la mañana del pasado martes, y Aura Cristina Neme de 25 años atendía su puesto de arepas en una de las esquinas del barrio León XIII en Soacha. Al lugar llegó Andrés Caicedo de 25 años, el hombre con el que hace poco había dado por terminada una relación sentimental.

Insultando y amenazando a la mujer, aquel hombre sacó su revólver y desató el infierno en el lugar. Sonaron dos disparos, uno que le pegó a ella y otro que se pegó él en la cabeza. La mujer fue trasladada a un centro asistencial cercano aún con signos vitales, el hombre quedó tendido y tieso en el piso polvoriento.

A las 9:30 llegó Andrés, dicen que “llevado del vicio”, a la Transversal 14A con Diagonal 39. En medio de los insultos que le lanzaba a Aura Cristina le pegó un cachazo en la cabeza, ella cogió las pinzas de su puesto de arepas y le respondió, el sujeto perdió el control y le pegó un ‘pepazo’ en toda la frente. La mujer cayó al suelo.

Andrés entró en shock cuando vio a la mujer que supuestamente amaba tirada en el suelo, retrocedió unos metros y se disparó en la sien, se voló la cabeza. Su cuerpo se desplomó en la esquina del frente. Vecinos trasladaron el cuerpo de Aura Cristina de urgencias al Hospital Cardiovascular del Niño de Cundinamarca, ubicado no muy lejos del lugar de los hechos, aún tenía signos vitales y se aferraba a su vida y a la de sus dos pequeñas niñas.

Aura Cristina se había separado de Andrés hacía un tiempo por los continuos maltratos, el consumo de vicio, y para proteger a su dos pequeñas hijas fruto de la relación. El sujeto se resistía a la idea de dejar en paz a su excompañera sentimental. Ya la mujer había demandado a su expareja y a su familia por lesiones personales y amenazas de muerte.

Al parecer, Aura Cristina se encontraba saliendo con otra persona y los celos enfermizos de Andrés se habrían salido de control, y tomó la decisión fatal de acabar con sus vidas sin pensar en sus propias hijas. También se conoció que un delincuente del sector ha estado amenazando a la familia tras lo sucedido. Se espera que las autoridades tomen cartas en el asunto.

Según el último parte médico conocido, Aura Cristina se encontraba luchando por su vida, la bala aún permanecía en su cabeza. Los médicos hacen hasta lo imposible por salvarle la vida y permanece en la unidad de cuidados intensivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *