jue. Abr 18th, 2019

Fiscalía no le quita el ojo al ‘volteo de tierras’ en Cundinamarca

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

La Fiscalía General de la Nación ha adelantado once procesos judiciales por el nuevo fenómeno de la corrupción, denominado volteo de tierras.

Este fenómeno consiste en introducir modificaciones irregulares a los Planes de Ordenamiento Territorial, de tal manera que, por ejemplo, un terreno considerado como agrícola de pronto se convierte en parte del terreno urbano, lo que cambiaría las reglas de uso del suelo.

La “olla podrida” se destapó después de que cayó el edificio Blas de Lezo en Cartagena, dejando a 21 obreros muertos el 27 de abril de 2017. Esta situación dejó al descubierto el problema de la corrupción urbanística, que se explica como todas las irregularidades permitidas para dar permisos a una obra o revalorizar un terreno sin tener en cuenta la planeación urbana.

En Mosquera se han imputado cinco personas, entre ellas al exalcalde Luis Álvaro Rincón, acusados de comprar predios rurales aledaños al casco urbano. Estos terrenos, gracias a maromas administrativas, de un momento a otro aparecieron dentro de las zonas de expansión, con lo que su valor se disparó.

Óscar Eduardo Rodríguez Lozano, exalcalde de Tabio y actual secretario de Ciencia Tecnología e Innovación de la Gobernación de Cundinamarca, habría omitido el cobro de plusvalía por más de $11.000 millones con el cambio del uso del suelo de un predio para la construcción de viviendas de interés prioritario.

En Funza, Apulo, El Rosal, Madrid y Cajicá hay varias personas imputadas a la fecha, entre ellas alcaldes y concejales.

A la fecha, hay tres procesos judiciales cerrados y once juicios se adelantan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *