jue. Abr 18th, 2019

Creyeron se habían salido con la suya! Policía los captura luego de 5 años.

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Policía y Fiscalía lograron desmantelar una red delincuencial que entre el 2013 y 2015 desfalcó el sistema de salud por más de tres mil millones de pesos. 8 personas fueron capturadas en los departamentos de Cundinamarca, Tolima, Santander.

Mediante diligencias de allanamientos y registros fueron capturados por orden judicial, por los delitos de concierto para delinquir, estafa simple y agravada, falsedad en documento privado y violación de datos personales agravada; entre ellos los tres líderes de la red delincuencial “los auditores médicos” conocidos como “Cesar”, “negro” y “Germán” de 32 y 43 años de edad; además de 4 personas más que hacían parte de la cadena criminal, a quienes se les incautó 7 celulares. Se resalta que la mayoría de integrantes laboraban o habían laborado en el área de la salud.

Dentro de las capturas se destaca la de dos hombres de 65 y 70 años de edad, quienes eran los encargados de crear las clínicas de papel en Ibagué Tolima (IPS), donde simulaban haber atendido a pacientes o haber hecho tratamientos médicos de alto costo, así mismo se encargaban de buscar contactos de alto rango como gerentes de las EPS e IPS, con los que se pudieran realizar las actividades ilícitas.

El proceso de investigación permitió establecer que entre los años 2013 y 2015 existía un grupo delincuencial dedicado a la falsedad en documento y a la violación de datos personales, con lo cual fingían realizar cirugías y procedimientos de alto costo a diferentes pacientes del departamento Antioquia, Santander Cundinamarca y Tolima, para posteriormente efectuar el cobro de estos procedimientos médicos a EPS.

Además los hoy capturados falsificaban historias clínicas en las cuales relacionaban procedimientos quirúrgicos o tratamientos médicos de alto costo, realizados a supuestos pacientes a los cuales se les registraba varios días o incluso meses en las Unidades de cuidados Intensivos de las IPS, su labor consistía en contratar de manera fraudulenta los servicios de las IPS a través de sus representantes legales, con quienes acordaban un valor monetario por cada cobro efectivo que se realizaba mediante las historias clínicas entregadas a las EPS, los montos de dinero eran consignados a las cuentas bancarias de las IPS o EPS que aceptaban cometer el fraude.

De igual manera falsificaban sellos de médicos especialistas, facturas, formulas médicas, entre otros, para así reclamar medicamentos de alto costo, formatos no POS, y demás elementos, que posteriormente utilizan en las historias clínicas falsas, para realizar los cobros fraudulentos a las EPS, estos documentos eran suministrados por miembros de organizaciones que trabajan en diferentes entidades pertenecientes al sistema de salud tanto público como privado.

Se pudo establecer igualmente que hurtaban los medicamentos controlados (anfetaminas y midazolam) de las IPS donde trabajaban, para posteriormente ser vendidas a dueños de otras EPS, IPS o a miembros de organizaciones al margen de la ley de varios departamentos de Colombia.

Una de sus principales estrategias para evitar la acción de la Justicia es disfrazar su identidad y para ello, utilizan diferentes tácticas, como el cambio de nombre y número telefónico constantemente, hablar en clave telefónicamente o reunirse de forma personal, con el fin de no dejar evidencia respecto al fraude que van a realizar.

Las personas capturadas fueron dejadas a disposición de la autoridad judicial competente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *