mar. Jun 18th, 2019

Cero concesiones para abusadores de niños

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Avanza en el Congreso de la República el proyecto legislativo 038 de 2019 que busca que los delitos sexuales contra menores sean juzgados por la justicia ordinaria. La iniciativa, que tuvo su aprobación en segundo debate en la plenaria del Senado de la República la semana pasada, fue puesta a consideración por parte del Ministerio de Justicia y del Derecho.

Según ha explicado el Gobierno, se trata de una reforma normativa constitucional que modifica el artículo 44 de la Constitución Política, relacionado con los derechos de los niños. Esta disposición, en caso de ser aprobada por el Congreso en las dos vueltas reglamentarias, incluiría el siguiente parágrafo: “Los delitos sexuales contra los niños, niñas y adolescentes estarán sometidos únicamente a las sanciones establecidas en el régimen penal ordinario y serán investigados  y juzgados conforme a las normas definidas en el Código de Procedimiento Penal”.

Sobre el tema, el Ministro de Justicia y del Derecho (e), Juan Francisco Espinosa Palacios, ha dicho que este proyecto de acto legislativo no aplica a procesos de paz previamente firmados. “Si es aprobado por el Congreso de la República solamente operará para el futuro y no permitirá que este tipo de delitos tengan un tratamiento especial en eventuales procesos de paz”, según afirmó el alto funcionario.

Así las cosas, en adelante, aquellas personas que cometan delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes serían sometidas a la justicia ordinaria y no a una justicia especial para la correspondiente aplicación de sanciones y penas contempladas en el Código Penal.

Está haciendo bien el Gobierno Nacional en buscar que se garanticen las máximas penas posibles y sin ningún tipo de concesión para quienes cometan delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes. El país está cansado de tanta violencia sexual contra los menores y sin duda alguna, sus derechos deben estar privilegiados sobre los de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *