lun. Ago 19th, 2019

¡Vuelve y juega! Muerte de una perrita indigna a Soacha

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Soachunos denuncian otro lamentable caso de maltrato animal en este municipio cundinamarqués. Esta vez se trata de la mortificación a la que se esta viendo sometido un ejemplar de raza canina. Autoridades se apersonaron para indagar.

En el barrio Quintas de Santa Ana II vecinos protestan indignados el deceso de una perrita que abandonada aullaba por auxilio, pues presentaba quemaduras de tercer grado en su peludo cuerpito, sin que nadie le prestase algún tipo de ayuda.

Diego Mauricio Rojas, auxiliador del animal pide que se haga justicia ante este hecho tan cruel contra una mascota, “la llevamos a la veterinaria, el hombre nos manifiesta que realmente la perra muere por inanición, aparte de eso las quemaduras, y también manifestó que las quemaduras no fueron accidentales sino que fueron propinadas”.

“Al nosotros consultar con la familia, los dueños del perrito, lo que ellos respondieron fue que hacía seis días la perrita había tenido un accidente y se había quemado porque una niña le puso una veladora sobre la cama de ella, eso es lo que ellos manifiestan, cuando Policía Ambiental va la investigación ellos dicen que no tenían solvencia económica para recurrir a un veterinario que no tenían minutos para llamar a los bomberos”, sostuvo Diego.

La Policía Municipal ambiental verifica el hecho.

El teniente coronel Alexander González Moreno, jefe área operativa de distrito especial de Policía de Soacha manifestó que “esta información nos llegó por parte de la comunidad y de una fundación, la cual ya estamos verificando y mirando cómo sucedieron los hechos para ponerlo en conocimiento a las autoridades correspondientes”.

Según el código penal en su artículo 339 a. “el que, por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado, silvestre vertebrado o exótico vertebrado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud o integridad física, incurrirá en pena de prisión de doce (12) a treinta y seis (36) meses, e inhabilidad especial de uno (1) a tres (3) años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco (5) a sesenta (60) salarios mínimos mensuales legales vigentes”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *