vie. Jul 19th, 2019

Renunció el Contralor, así se despide

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Después de ser aceptada mi renuncia al cargo por parte de la Asamblea departamental de Cundinamarca expreso mi agradecimiento a los cundinamarqueses que acompañaron mi gestión desde 2016, así como el resultado que presenté recientemente en la audiencia de Rendición de Cuentas.

De igual manera, dejo un testimonio de gratitud a los medios de comunicación regional y departamental que acompañaron mis recorridos en las provincias e hicieron eco de las denuncias de la ciudadanía y de las decisiones adoptadas. También, agradezco a los periodistas de los medios nacionales que dieron amplio espacio a la difusión de las noticias del control fiscal de Cundinamarca.

El trabajo que lideré en la contraloría departamental y desde la presidencia de la Comisión Regional de Moralización Bogotá-Cundinamarca, atendió las problemáticas más sensibles de las comunidades por lo que se integraron grupos de trabajo articulados con los demás organismos de control y vigilancia que generaron importantes decisiones de control fiscal contra funcionarios públicos, ya conocidas.

Me complace expresarles la satisfacción que siento al evidenciar hoy, que el control fiscal territorial sí es posible para enfrentar la corrupción, al identificar las obras inconclusas y extinguir los elefantes blancos que tanto daño generan cuando no están al servicio los hospitales, las vías, los acueductos; en el sector salud también se conocen los beneficios, con la mejora de la infraestructura de hospitales, el programa USATÓN, “lo que se compra se usa” y la coordinación de mesas de trabajo para generar compromisos de pago entre las EPS e IPS, que pongan fin a la millonaria cartera morosa que se padece en el sector.

De igual manera, me complace haber aportado desde el control fiscal en la consolidación de Cundinamarca como el primer departamento del país en accesibilidad e inclusión.
Sin duda, alguna con mi equipo de trabajo se dejó una huella visible con la transparencia y por la paz de Cundinamarca.

Que Dios bendiga a los cundinamarqueses.

Ricardo López Arévalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *