vie. Jul 19th, 2019

Había una vez, una banda quemando carros

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

‘Los Pochos’, eran una bandola que se paseaba como pedro por su casa, y habían logrado imponer una nueva forma de extorción en el municipio de Soacha.

Estos maleantes amedrentaban a sus víctimas amenazándolas con incinerarles los vehículos si no se realizaba un pago semanal de protección. La cifra oscilaba entre los 50 y 70 mil pesos por automotor.

Efectivos de la Policía de Cundinamarca detallan que los ingresos que la los delincuentes por estas extorciones está por el orden de los 15 millones de pesos semanalmente.

En un operativo organizado en simultanea en varias ciudades se logró la captura los integrantes de ‘Los Pochos’. Durante la operativo se incautaron armas, dinero en efectivo y estupefacientes.

Según la s autoridades alias Lulo, jefe de la banda, se encargaba de seleccionar a las víctimas entre transportadores y comerciantes. Hoy la pandilla está desarticulada y la policía prevenida para impedir símiles brotes de este ‘modus operandi’.

Para el éxito de este golpe a la delincuencia fue vital la colaboración ciudadana. Las denuncias y ayuda de los propietarios y conductores de 24 motocicletas, ocho camionetas y 20 buses, permitieron identificar a los bandidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *