mié. Dic 11th, 2019

AAA para Cundinamarca por buen manejo de sus recursos

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

El Comité Técnico de la calificadora de riesgos BRC Standard & Poor’s subió la calificación deuda de largo plazo y de capacidad de pago de AA+ a “AAA” (triple A) del departamento de Cundinamarca.

El alza de la calificación se fundamenta, principalmente, en la consistencia en las políticas de gestión del ente territorial que forman parte de su Plan de Desarrollo y que le han permitido mantener un comportamiento estable de sus ingresos y cumplir de forma oportuna con todas sus obligaciones y compromisos.

“Esto significa que en el gobierno de Jorge Rey las cosas se están haciendo bien. Lo ratifica una calificadora de talla internacional como S&P, al encontrar que los ingresos territoriales han venido creciendo por encima del IPC, que los gastos de funcionamiento se han mantenido, que las inversiones se ven reflejadas en inversión social e infraestructura en los 116 municipios. Por otro lado, que el cumplimiento estricto del pago de las obligaciones financieras contraídas por el departamentos genera confianza y tranquilidad en el mercado financiero y los acreedores”, señaló Luis Armando Rojas, secretario (E) de Hacienda de Cundinamarca.

Apenas cinco entes territoriales del país gozan de esta calificación AAA (triple A) para sus deudas de largo plazo: Cundinamarca, Valle, Antioquia, Meta y Bogotá. En la actualidad, la deuda del departamento asciende a $716 mil millones, $18 mil de los cuales corresponden a deuda externa. A diciembre de 2018, la deuda del departamento representó 65,6% de sus ingresos corrientes ajustados.

“Esta calificación lo que genera es confianza total en todos los aspectos, entes de control, el mercado de capitales nacional e internacional y los inversionistas. Es un hecho histórico para el departamento de Cundinamarca, más aún, cuando la misma calificadora que se ha encargado de evaluar el riesgo del departamento desde la vigencia 2006, conociendo de manera directa y real el comportamiento de las finanzas departamentales durante más de una década, haya emitido la máxima calificación AAA (triple A). Ya lo ha dicho el Ministerio de Hacienda, el departamento de Cundinamarca es el mejor pagador de todos los entes territoriales”, agregó Rojas.

Varios factores han contribuido al aumento de esta calificación, entre ellos la emisión de bonos de 2018, los proyectos de alto impacto social y de movilidad como Regiotram de Occidente y Transmilenio a Soacha, los premios obtenidos por la gestión adelantada por el departamento de Cundinamarca durante este periodo de gobierno y el buen comportamiento del recaudo de impuesto de vehículos en 2019, que han generado desarrollo del territorio, credibilidad y competitividad entre los cundinamarqueses.

Esta calificación AAA (triple A) para la deuda de largo plazo y la capacidad de pago de Cundinamarca representa importantes beneficios para la Administración Departamental, por cuanto a mayor calificación, menor grado de riesgo para el inversionista, lo que se ve reflejado en un menor porcentaje de interés por la deuda, que se podría reestructurar en el largo plazo e impactar positivamente el presupuesto con una mayor participación en la inversión.

La calificación AAA (triple A) es la más alta que otorga BRC Standard & Poor’s, lo que indica que la capacidad del departamento de Cundinamarca y de su emisión de deuda pública interna para cumplir con sus obligaciones financieras es sumamente fuerte.

Beneficios de la calificación Triple A

– Este nivel de calificación permite al departamento a acceder a créditos con tasas competitivas, al no ser un ente con riesgo de default (IMPAGO DE LAS OBLIGACIONES).

– Puede renegociar tasas de deudas adquiridas, situación que genera ahorros, permitiendo destinar dichos recursos a inversiones sociales e infraestructura; se fortalece el flujo de caja del departamento.

–          Genera confianza a la banca, a los inversionistas y al mercado en general, para llevar a cabo negociaciones con el departamento; se desdibuja cualquier duda en cuanto a la capacidad de pago de la entidad en el corto plazo.

–          Permite que el departamento acceda a nuevas alternativas de financiamiento, situación que genera apalancamiento para la construcción del Plan de Desarrollo del siguiente gobierno.

–          Se amplía la base de inversionistas en caso de que el departamento opte por emitir bonos o cualquier alternativa de financiación, teniendo en cuenta las restricciones que tienen algunos mercados de invertir en entidades con calificaciones inferiores.

–          Esta calificación permite que los megaproyectos bandera del Gobierno, al momento de salir al mercado para su respectiva financiación, cuenten con el interés suficiente por inversionistas locales e internacionales, contribuyendo así a desarrollar la infraestructura del departamento, mejorando su competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *