jue. Nov 21st, 2019

Israel veta congresistas musulmanas

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Israel vetó el ingreso de las demócratas Ilhan Omar y Rashida Tlaib, primeras legisladoras musulmanas en la historia de EEUU, respondiendo a presiones del presidente Donald Trump. Tras muchas vacilaciones, el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu denegó el visado, confirmó el Ministerio del Interior, “por su declarado apoyo al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones” (BDS) contra el Estado judío.

La anunciada visita a Israel y Palestina de las representantes de Minnesota y Michigan estaba prevista para este fin de semana. Netanyahu dudaba entre la lealtad a su aliado republicano en la Casa Blanca o el desaire al Partido Demócrata, el más votado por los judíos estadounidenses. Trump redobló en los últimos días la presión para que Netanyahu impidiera la entrada, y este jueves por Twitter lo desafió: “Mostraría gran debilidad si Israel permitiera la visita de representantes Omar y Tlaib. Odian a Israel y a todo el pueblo judío, y no hay nada que pueda decirse para hacer que cambien de opinión”, tuiteó.

ilhan omar.jpg
Ilhan Omar. Igual que su compañera, impulsa una campaña mundial para boicotear la producción israelí que salga de asentamientos judíos ilegales en Territorios Palestinos.

Pelosi: “ignorancia y falta de respeto”

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, afirmó que espera que Israel revierta la decisión, a la que calificó como “signo de debilidad”, en referencia a los dichos de Trump. Las declaraciones del presidente estadounidense son, según Pelosi, “signo de ignorancia y de falta de respeto, y están por debajo de la dignidad de su cargo”.

bernie.jpg
Los principales dirigentes demócratas rechazaron la injerencia de Trump en otros países para impedir la visita de congresistas estadounidenses.

Congreso judío

La decisión sin precedentes de Trump de influir tan abiertamente en un país aliado contra miembros del Legislativo de su propio país es de gran relevancia. Contra este desafío a las normas democráticas se pronunciaron destacados republicanos y organizaciones judías. El Congreso Judío Estadounidense declaró que, “a pesar del ejercicio de propaganda planeado por Tlaib y Omar, el coste en EEUU de prohibir la entrada a dos miembros del Congreso se demostrará aún más alto que el de su alternativa”.

bernie2.jpg
Los partidarios de Trump inundaron las redes sociales con su habitual estética para instalar el mensaje de que Ilhan y Tlaib son “antisemitas” y “racistas”.

Pro impeachment

Ambas congresistas son parte del ala más progresista del Partido Demócrata y partidarias del impeachment de Trump dentro de la mayoría que conforman en la Cámara baja. Ambas obtuvieron sus bancas en las legislativas de noviembre de 2018, cuando la victoria demócrata abrió las puertas del Capitolio a la hornada de legisladores más diversificada de la historia. Omar y Tlaib fueron claras en su apoyo a la causa palestina. Tlaib es de origen palestino, su abuela vive en Cisjordania, y Omar llegó a EEUU como refugiada desde Somalia, primera en llevar un hiyab en la Cámara.

Contra el apartheid

Netanyahu reunió a sus ministros clave para tomar la decisión de prohibir la visita de Omar y Tlaib. Ambas se pronunciaron repetidamente a favor de la campaña BDS, que pretende aislar a Israel en la comunidad internacional mientras continúe con la ocupación de Palestina. La estrategia, igual que la aplicada hace tres décadas en la Sudáfrica del apartheid, llama a boicotear la exportación de productos manufacturados en los ilegales asentamientos israelíes en Territorios Palestinos.

Una legislación aprobada hace dos años por la Kneset (Parlamento de Israel), autoriza a vetar el ingreso a quienes hayan respaldado el BDS. En julio, sin embargo, el embajador israelí en Washington, Ron Dermer, anunció que no se negaría el visado a Omar ni a Tlaib en atención a su condición de parlamentarias de EEUU. La tv israelí anticipó que Trump le trasladó a Netanyahu su malestar por la decisión autorizarlas.

   “Ningún país respeta más a EEUU y a su Congreso que Israel, que es una democracia abierta a las críticas”, afirmó Netanyahu al confirmar el veto a las congresistas. “Pero hay una excepción para quien intenta imponer boicoteos”. Netanyahu definió el viaje de las demócratas como “una visita a Palestina, y no a Israel. Su itinerario revelaba que su único propósito era causar daño al Estado”.

Consecuencias

Omar y Tlaib preveían visitar Jerusalén, Ramala, Hebrón y Belén invitadas por la organización Miftah, de la palestina Hannan Ashrawi. El veto a Tlaib y Omar desafía también al Partido Demócrata, cuya tradicional alianza con la comunidad judía estadounidense sufre por el apoyo explícito de ambas congresistas al BDS. Además, la nueva camada de legisladores demócratas no tiene la tradicional sintonía con Israel.

Trump y los Republicanos no desaprovecharon la oportunidad de hurgar en la herida de sus rivales: “Omar y Tlaib son la cara del Partido Demócrata, ¡y odian a Israel!”, tuiteó el presidente este jueves. Diplomáticos israelíes, según el diario Haaretz, advirtieron del “grave daño” que la decisión causará en las relaciones con los demócratas, “que en algún momento regresarán al poder en EEUU. Va a ser difícil que olviden lo ocurrido ahora”, alertaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *