mié. Dic 11th, 2019

Industria y comercio, los reyes del crecimiento departamental

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Los dos sectores aportan 36 de cada 100 pesos que se producen en Cundinamarca. El turismo se ve promisorio.

El fuerte desarrollo de la industria y los beneficios tributarios que se han tenido en los últimos años en el departamento, para la llegada de compañías del sector a diversos municipios, es el principal factor que está detrás del crecimiento de su economía.

De ser hace muchos años una región con vocación agrícola, principalmente, ahora el departamento es uno de los polos de la industria manufacturera nacional, que el año pasado, según el Dane, representó el 20,9 porciento del total del PIB regional, muy por encima de lo que representa este segmento en el crecimiento económico del país.

Así lo muestra un perfil económico de la región, que construyó el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, para analizar cuáles son las ramas que hoy representan los mayores aportes y cuáles tienen potencial de crecimiento, en función de la evolución de los indicadores.

Incluso, el sector agrícola ha sido desplazado al tercer lugar por el comercio y los hoteles, que representaron en el 2018 el 15,4 por ciento del PIB, mientras que la agricultura, la ganadería y la pesca representan el 12,5 por ciento del producto regional.

Es decir, que entre los dos primeros suman el 36 por ciento, lo que en otras palabras indica que de cada 100 pesos que se producen en la economía regional, 36 los aportan estos dos renglones y sumando el sector agrícola participan con el 48,8 por ciento.

De acuerdo con el documento, en el sector agrícola el rey es el cultivo de las flores, principal producto de exportación, responsable del 36,7 por ciento de las ventas externas de la región, las cuales superaron las de carbón coque y semicoque, que tuvieron el 14,1 por ciento, así como las hullas, que representaron el 7,3 por ciento.

Es tan importante este cultivo para la economía regional y nacional, que el principal destino de exportación del mismo fue Estados Unidos e, incluso, según información reciente del Dane, las exportaciones de flores en el total nacional ya le están ganando al total de las exportaciones de café.

América Latina prefiere a Colombia

El segundo destino de exportación de los productos y servicios de la región fue Ecuador con el 10 por ciento del total, seguido por México con el 8 por ciento y Brasil con el 6,1 por ciento. Pero a Europa también van productos regionales, toda vez que el 2,1 porciento de las exportaciones van para Países Bajos y el 2 por ciento va para Canadá, así como un 3,2 por ciento al Reino Unido y el 3,5 por ciento a Japón.

En cuanto a otros renglones de la producción agrícola, Cundinamarca se destaca por su vocación de caña panelera, que representa el 26,4 por ciento de los cultivos permanentes, seguido por el mango con el 12,2 por ciento, el plátano como el 10,4 por ciento, la fresa con el 6,9 por ciento y el banano con el 5 por ciento.

Y como es apenas lógico, en los cultivos transitorios la papa es la absoluta líder del sector pues representa el 77,7 por ciento de los cultivos transitorios, seguida por la zanahoria con el 3,8 por ciento, el tomate con el 3,4% y la cebolla de bulbo con el 2,4 por ciento.

Otros sectores

Pero también el gasto del Gobierno Regional y Nacional, visible en el rubro de administración pública y defensa es un componente importante de la economía de la región, ya que aportaron 11,6 por ciento en el PIB sectorial del 2018, menos cercano al 14,9 por ciento que representa esta sección en el total de la economía nacional.

Entre tanto, mientras que en todo el país la construcción es el lunar en el crecimiento del tercer trimestre del año, los datos del 2018 muestran que este renglón en Cundinamarca sigue siendo relevante e incluso así lo muestran los indicadores recientes de la región.

Para el 2018 la construcción representó en Cundinamarca el 7,1 por ciento, superior al 6,5 por ciento que representó para el total nacional este mismo sector, lo cual indica la dinámica que está teniendo la economía regional el tema de la construcción tanto de vías nacionales o de infraestructura, así como de los inmuebles.

Aunque en el país el sector minero representa el 5,7 porciento del total, en Cundinamarca a pesar de tener una vocación minera gracias al carbón, este renglón de la economía apenas aporta 0,9 por ciento del PIB al corte del 2018, según las cifras del Dane y que compiló el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, mientras que las actividades financieras y de seguros, que también representan un importante volumen en el total nacional, en Cundinamarca apenas representan el 1,2 por ciento de su PIB.

Gran potencial turístico

Y aunque los destinos turísticos del país suelen ser los de playa, brisa y mar, en Cundinamarca este renglón, entre 2000 y 2016 ha tenido una participación promedio en el departamento del 3,1 por ciento.

Pero durante los últimos dos años la contribución de esta rama al PIB de Cundinamarca ha  aumentado al 3,6 por ciento.

Y eso se ha visto también en la visita de foráneos a la región, pues la llegada de extranjeros no residentes a Cundinamarca representó en promedio el 0,5 por ciento del total nacional entre el 2012 y el 2018, pero a agosto del 2019 el departamento registró un ligero aumento en su participación, ya casi está cercana al 0,6 por ciento.

Y no obstante, al ser un renglón pequeño frente al país, no hay que olvidar que los visitantes extranjeros no residentes en el país se incrementaron en un 16,8 por ciento el año pasado, al pasar de 12.716 personas en el 2017 a 14.853 en el 2018.

Este año, con corte al mes de agosto, la dinámica positiva ha seguido, debido a que entre ese mismo mes del 2018 e igual período del 2019 la variación de la llegada de visitantes extranjeros no residentes fue 15,9 por ciento, al pasar su número de 9.164 personas a 10.618 visitantes.

Otro de los indicadores que vislumbra una actividad buena en el turismo de Cundinamarca en los próximos años, es el área aprobada bajo licencia de construcción.

De acuerdo con el documento, de tener una caída del 57 por ciento el año pasado, para cerrar en 8.272 metros cuadrados, a julio del 2019 la variación fue positiva en 55,5 por ciento ya que el área aprobada pasó de 3.261 metros cuadrados a 5.071 metros cuadrados con vocación de actividades turísticas.

Por Ingrith Rodríguez Peña  economicas@periodicoelector.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *