mié. Dic 11th, 2019

Ojeras: por qué se dan y cómo prevenirlas

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Todos hemos pasado una noche de desvelo y nos despertamos a la mañana siguiente viéndonos como un oso panda. No todas las ojeras se dan a causa de lo mismo; entonces, ¿por qué se dan y cómo podemos prevenirlas?

________________________________________

Otro nombre (más científico) que reciben las ojeras es hiper-pigmentación periocular o periorbital. En la mayoría de los casos se trata como un problema estético. Aunque no se sabe 100 al por ciento cuál es la causa, hay varios factores para esta producción excesiva de melanina y dilatación de los capilares más próximos a la piel.

Factores y posibles causas

Algunas veces puede ser un factor estructural y otras anatómico; y si tienes mucha suerte, pueden ser las dos. Vamos a nombrar las posibles causas, pero un diagnóstico acertado solo lo vas a conseguir con una visita al dermatólogo. Las razones de las ojeras pueden ser:

  • Traslucidez en la piel
  • Vascularización superficial
  • Congestión vascular
  • Etnia (así es, algunas tonalidades de piel y etnias son más propensas)
  • Pérdida de grasa en la zona ocular (sobre todo en el caso de personas muy delgadas)
  • Exposición solar (reseca destruyendo o disminuyendo la producción de colágeno y elastina)
  • Órbitas profundas
  • Dermatitis atópica (o cualquier alergia que nos haga rascar y frotar esa área)

Generalmente un acompañante fiel de las ojeras o híper-pigmentación son esas bolsitas en los ojos que los hacen ver hinchados y cansados. Esas bolsas, como les llamamos, también pueden tener varias causas, por lo general son edemás debido a:

  • Afecciones cardíacas
  • Problemas renales
  • Desbalance tiroidea
  • Pérdida de proteínas
  • Alteraciones inmunológicas

Entendiendo las ojeras

Para las mujeres que pasamos de los 25 años, el área del contorno puede ser una de las zonas más complicadas de cuidar. El grosor de la piel en ese lugar es demasiado fino (300-800 micras), además tiene pocas glándulas sebáceas y es de distensión fácil; lo que significa que es un área que se reseca e inflama con gran facilidad.

Hay dos tipos principales de ojeras: las de tipo vascular o circulatorio –de color azul violáceo– que se dan por la dilatación capilar, gracias a un drenaje linfático irregular. Estas ojeras se pueden dar también por cansancio, estrés, alcohol, tabaco o algunos medicamentos.

Las ojeras marrones o pigmentarias –de color marrón como su nombre lo infiere– se pueden dar por exposición al sol y radiación UV, exceso de melanina o cambios hormonales. Dependiendo de su origen, es su tratamiento.

Tratamientos para las ojeras 

Hay tres modalidades de tratamiento para esta afección, pueden ser: preventivos, cosméticos o médicos; y claro está, también están los remedios naturales.

Preventivos:

Limpieza de parpado

Crema hidratante (que contenga ácido hialurónico, úrea, lactato sódico, alantoína o manteca de karité

Tónico descongestionante y/o astringente  (hamamelis, manzanilla, caléndula o castaño de indias)

Cremas antiradicales ( con retinol, vitaminas A o E y té verde)

Protector solar

Naturales:

Compresas de manzanilla (estudios han revelado que la manzanilla, utilizada con constancia, mejora la apariencia de las ojeras)

Envolver hielo en un pañuelo y aplicar por 5 minutos al día

Aplicarse rodajas de papa en los parpados 10 minutos al día

Rallar papa, manzana verde y adicionarle unas gotas de hamamelis. Dejar actuar por 10 o 15 minutos y retirar con agua tibia

Mezclar aloe vera con pepino y hamamelis (en infusión). Aplicar cada mañana. Para conservar, mantener en un frasco de cristal; puede ser en la nevera.

Cosméticos:   

Cuando hablamos de tratamiento cosmético para las ojeras nos referimos a maquillaje. El truco en este caso es elegir el corrector adecuado; por ejemplo: si además presentamos rojeces deberíamos escoger un corrector verde.

Si por el contrario las ojeras son moradas debemos escoger tonos naranjas, también depende de los subtonos de nuestra piel (si son cálidos o fríos). Por último, un tip que recomiendan casi todos los maquilladores y entusiastas es aplicar polvos traslucidos después del corrector para sellarlo.

Médico:

El tratamiento médico siempre debe estar bajo la supervisión de un dermatólogo, preferiblemente. Si es despigmentante, es decir que “blanquea” una pigmentación superficial, se puede utilizar:

  • Hidroquinona
  • Arbitum
  • Ácido retinoico
  • Glicol

Cabe advertir que los resultados se empiezan a notar más o menos después de las tres semanas y perduran mientras se usa el tratamiento.

Cuando es un proceso descongestionante se intenta una vasoconstricción con bioflavonoides, crema de vitamina K1, drenaje linfático o se utilizan fitonadiona al 2%, retinol al 0.1% o vitaminas C y E al 0.1%.

El procedimiento láser solo se utiliza en casos muy severos. Se usa anestesia local y lo que se busca es corregir los vasos y la pigmentación; es de suma importancia seguir los cuidados post-operatorios.

Otro método es la infiltración con ácido hialurónico en donde se inyecta un gel de este compuesto. No obstante, si la piel es muy clara o delgada este procedimiento no es el adecuado pues puede ser notorio.

Estos son solo algunos de los tratamientos para las ojeras. De seguro, si visitan un especialista les referirá muchos más. Algunas personas piensan que contra las ojeras no hay nada que hacer (y en algunos casos es verdad).

Lo mejor es aprender a aceptarlas y cuidarlas. Los tratamientos preventivos y naturales no solo son para desaparecerlas, también para cuidar esa zona tan delicada de nuestro rostro y divertirnos mientras lo hacemos. ¡Que un poco de pigmento no se convierta en una tortura!

Por Catalina Uribe Suárez

catauribes@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *