octubre 24, 2020

Exguerrillera en la mesa directiva del Senado, levanta ampolla y divide opinión pública

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Un nuevo aire político divide hoy a la clase dirigente y ciudadanos en general. Se trata de la elección de Griselda Lobo, conocida dentro de la extinta guerrilla de las Farc como Sandra Ramírez, quien se sentará en la mesa directiva del Senado de la República de Colombia, para ocupar la segunda vicepresidencia de esa corporación.

La excombatiente, quien es la viuda de Pedro Antonio Marín, Alias “Tirofijo”, líder histórico de la otrora organización subversiva, dijo que este es un avance “significativo porque quiere decir que la paz es posible en nuestro país, estos son pequeños escalones que vamos dando para lograr, de la mano de la gente, construir una sociedad en paz con justicia social”, indicó la congresista, quien acotó que este es un mensaje claro para disidentes como “Iván Márquez” y “Jesús Santrich”, quienes se apartaron del proceso y muchos otros incrédulos del proceso, para que entiendan que sí es posible la paz, con la implementación del acuerdo.

Por su parte, Fernando Giraldo, director del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad del Norte, afirmó que esta elección tiene un valioso componente simbólico, en la medida que “aleja en el escenario de la lucha política la idea de utilizar la violencia para llegar al poder, sobre todo ahora dado el cuestionamiento que se hace sobre el cumplimiento o incumplimiento del acuerdo de paz, y también teniendo en cuenta que ha habido un alto número de excombatientes de las FARC que firmaron el tratado de paz”, señaló el también catedrático de la Universidad Javeriana en Bogotá.

No obstante, para Margarita Restrepo, congresista del partido de gobierno, opositor a los acuerdos de paz firmados por el expresidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las FARC, los excombatientes que llegaron al Congreso de Colombia, en virtud del proceso no han pagado sus crímenes y no merecen estas dignidades. “Me parece insultante que hoy sea la segunda vicepresidente del Senado de la República, una persona que además de que está en esas curules con total impunidad, además sea una negacionista del peor delito que sufre nuestra sociedad, que es el delito del reclutamiento de niños, niñas y adolescentes”, afirmó la representante a la Cámara por el Partido Centro Democrático.

Sin embargo, el expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez, jefe de esta colectividad política, desde su cuenta de Twitter, fue más conciliador, aunque dejó en claro su posición frente a los acuerdos de paz. En la red social Uribe escribió:

“No estoy de acuerdo con los textos de La Habana, pero saludo la elección de la senadora Griselda Lobo como segunda Vicepresidente del Senado, discute con argumentos y es coherente a diferencia de quienes contrastan entre apariencia democrática y vocación Castro-Chavista. Voté en blanco por disciplina”.

La llegada de Griselda Lobo a la mesa directiva del Senado de Colombia se dio en cumplimiento del Estatuto de la Oposición, mecanismo que consagra la participación de las bancadas alternativas en los cuadros directivos del Congreso de la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *