septiembre 25, 2020

Por desobedientes, Alcalde de Funza decretó toque de queda durante el puente festivo

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Cierre total del comercio, toque de queda y plan candado durante los días 7, 8 y 9 de agosto, fueron “los castigos” implementados por el alcalde de Funza, Daniel Bernal, tras la «desobediencia social de los funzanos», frente al cumplimiento de los decretos establecidos por el Gobierno Local para frenar los contagios del COVID-19.

A través de sus redes sociales, el joven Alcalde no solo dio a conocer el pico de crecimiento de la pandemia en su territorio, que ya se acerca a los 600 casos (11 muertes), sino que informó sobre la decisión de cerrar el municipio durante tres días, la cual sustentó en las estadísticas del Instituto Nacional de Salud, que evidencian el crecimiento exponencial del número de casos positivos en Funza, durante las últimas 48 horas.

“Hemos tomado la decisión, junto con Andrés Tovar, alcalde de Madrid, de cerrar durante estos tres días el comercio en el municipio. Vamos a permitir que los ciudadanos salgan a hacer sus compras, entre lunes y jueves. Las personas con números de cédula terminadas en 9 podrán salir el miércoles 5 de agosto y las terminadas en 0 lo harán el jueves 6 de agosto. Sé que esto generará afectaciones en el comercio, pero por encima de la economía está la vida”, explicó Bernal Montealegre.

La medida, que comenzará a regir desde el próximo jueves a las 11:59 PM y culminará el domingo a las 11:59 PM, solo permitirá el servicio de domicilios, pues ningún establecimiento estará dentro de las excepciones. En este sentido, los vendedores informales tampoco podrán salir durante ese tiempo, por lo que el Gobierno Municipal se ha comprometido en entregar, durante esta semana, un mercado a cada una de estas familias (solo a quienes habitan dentro del municipio y están registrados en la base de datos).

A estas restricciones, se suma el plan candado que, junto con los municipios vecinos, se realizará durante el próximo fin de semana, buscando garantizar la limitación total del ingreso de personas de otros municipios o de la Capital a esta zona.

En este mismo sentido, el alcalde Bernal aseguró que la medida del pico y género, que rige en el municipio los sábados, como estrategia de reactivación económica, no está funcionando, razón por la que ha resuelto, junto con su equipo de gobierno, eliminar dicha providencia para crear otras estrategias que contribuyan al cuidado colectivo.

Durante la intervención, que duró cerca de 35 minutos, el Burgomaestre también hizo un enfático llamado a los comerciantes, por ser quienes contribuyen al desorden colectivo, cuando no exigen la presentación de la cédula al ingreso a sus establecimientos. Al finalizar, pidió respaldo a la población para que tome conciencia, reiterando que nada está por encima de la vida y el bienestar de la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *