septiembre 25, 2020

Por ‘marranos´ multan granja porcícola en La Vega

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Más de 174 millones de pesos tendrán que pagar los dueños de un proyecto de crianza de cerdos por captar agua sin permiso de concesión y realizar malos manejos de residuos. Además de la sanción económica, la firma propietaria del predio tendrá que compensar y recuperar la zona impactada.

La Sociedad Corredor López SAS, propietaria del predio El Garrapatero, ubicado en la vereda Sabaneta del municipio de La Vega, Cundinamarca, ha sido sancionada por la Corporación Autónoma Regional (CAR) por captar agua de dos fuentes hídricas (río Sabaneta y el nacimiento de una fuente innominada) para abastecer la actividad porcícola sin contar con la debida concesión de aguas superficiales.

El expediente de la autoridad ambiental también dice que los empresarios no contaban con la autorización para la disposición y descarga de residuos al suelo, derivados de esta actividad, lo que conlleva a vertimientos de aguas residuales, depósitos de lixiviados y zonas sobresaturadas que pueden llegar al río Sabaneta, sin contar con el debido permiso. Por estos motivos, la CAR Cundinamarca impuso una sanción correspondiente al pago de $174.279.000 de multa.

“Según el POMCA del río Negro, el predio El Garrapatero cuenta con dos zonificaciones ambientales, de producción minera y de producción agroforestal; donde la actividad agropecuaria tradicional es un uso condicionado y la actividad agropecuaria intensiva se encuentra en un uso prohibido”, indica el informe de la CAR.

Además de la multa, la sociedad deberá adelantar medidas de compensación, recuperación y mitigación ambiental, que consisten en la siembra de 100 plantas de especies arbóreas nativas de la región, tales como Guarumo, Siete cueros, Carbonero y Aliso, con altura mínima de 9 metros y mantenimiento con plateo y fertilización por un periodo de tres años, con el fin de mitigar forestalmente el área afectada.

“La medida de compensación deberá ser ejecutada en el mismo predio donde se desarrolla la actividad porcícola, mientras que la suma correspondiente a la multa deberá ser cancelada en los cinco días posteriores a la ejecutoria de la resolución. La sociedad está en la facultad de presentar el debido recurso de reposición”, afirmó Camilo Ferrer, director Jurídico de la CAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *