Publicidad
noviembre 30, 2020

Alcalde de La Calera echa reversa. Ya no comprará camioneta de $250 millones

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Dicen que el pez muere por la boca. Efectivamente, eso fue lo que le pasó al alcalde Carlos Cenen Escobar, mandatario del municipio de La Calera, quien el pasado primero de enero, durante su acto de posesión, dijo que “no iba a andar en cualquier carro”, logrando que el Concejo Municipal le autorizara recursos para ponerse a estrenar. Lo que no midió fue que “enjalmó la bestia sin tenerla”. Y es que en política lo que se dice se lo cobran.

Cuentan los vecinos que al Alcalde de La Calera le dio dolor de cabeza, que se le disparó la fiebre y que en las últimas horas replicó en malestar general; pensaron que su diagnóstico era a causa del coronavirus, pero no; al parecer, todo se debió al desconsuelo de soñar y no poder cumplir sus deseos: comprar una camioneta de alta gama, por un valor superior a los $250 millones con los recursos de los impuestos que las comunidades le tributan al municipio.

Todo se supo porque el concejal Ricardo García atizó el avispero en la sesión del cabildo municipal, donde le pidió reflexionar al burgomaestre sobre la adquisición del vehículo.  “Alcalde, en lugar de la camioneta debe pensar en las prioridades del municipio, como es la unidad móvil de salud, la apertura de la clínica, las vías terciarias. Alcalde, hago énfasis, ¿una camioneta Prado 2012 es vieja? ¿Una Fortuner 2009, dos Ford Ranger 2017, lo son? ¿Que hacen falta carros para las otras dependencias? ¿Por qué tiene que ser un carro de alta gama? ¿Por qué el presupuesto de ese carro es de 250 millones? Para mí es mucho dinero”, le dijo.

Pero la respuesta del Alcalde a las apreciaciones del Concejal no fue la mejor. Solo dejó entrever la soberbia y la arrogancia, propias de algunos políticos colombianos, diciendo: “No soy de temor ante los entes de control, eso a mí no me asusta. Y si a usted le asusta andar en un carro a su estilo yo ando en el carro a mi estilo, porque es mi responsabilidad y yo tengo una familia y no voy a andar en cualquier carro que usted me haga recomendación. Se lo agradezco inmensamente y si usted tiene la oportunidad de cambiar el suyo por uno mejor, hágalo”.

Sin embargo, la reculada no se hizo esperar. En declaraciones a medios de comunicación, Carlos Cenen Escobar confirmó que se abstuvo de adquirir un vehículo nuevo y acudir, sabiamente, a recibir una camioneta modelo 2009 y un automóvil en comodato por parte de la Secretaría General de la Gobernación de Cundinamarca. “Reitero que a la fecha de hoy no hemos comprado ninguna camioneta. Entendemos la situación que está atravesando el país. No hemos adelantado proceso licitatorio ni hemos comprado camioneta”, debió declarar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *