Publicidad
noviembre 25, 2020

‘Enguayabados’ sin licor, así están los propietarios de bares con el plan piloto de reapertura

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Sin ron, cerveza, aguardiente o wiski podrán, desde el próximo mes de septiembre, abrir los bares en Colombia, siempre y cuando cumplan con los protocolos de bioseguridad del Ministerio de Salud, la autorización de Ministerio del Interior y el aval de las alcaldías.

Una verdadera ‘papa caliente’ tendrán en sus manos, desde el primero de septiembre, los alcaldes del país, cuando les toque autorizar la reapertura de los bares de su jurisdicción. En primera instancia, deberán certificar que no presentan o tienen baja afectación a causa del coronavirus. Después, tendrán que elevar las solicitudes al Ministerio del Interior. En tercer lugar, garantizar que se cumplan los protocolos del Ministerio de Salud. Y, por último, mantener la seguridad y el orden público en estas zonas de alto impacto.

Y es que el plan piloto expedido por el Gobierno Nacional indica que los establecimientos (bares) que obtengan permiso para abrir lo deben hacer sin el expendio de bebidas alcohólicas y limitar su funcionamiento al de los restaurantes o expendios de comidas.

“En conjunto con la ministra del Interior, Alicia Arango, y con el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, firmamos una circular que autoriza a llevar a cabo pilotos para la apertura de bares. De igual manera, con esta circular, las entidades territoriales deben elevar solicitud al Ministerio del Interior, que es la entidad que finalmente da la autorización”, indicó Fernando Ruíz, ministro de Salud.

De acuerdo con el Jefe de la Cartera, el sector debe cumplir con lo establecido en la Resolución 749, la cual contiene los protocolos de bioseguridad para alimentos, bebidas, tabaco, hoteles, restaurantes y cafeterías. Y de igual forma, con lo emanado en la Resolución 1050 donde se establecen los lineamientos para los autoservicios y el expendio de comidas preparadas.

“Aquí el proceso es solicitar los pilotajes por parte de los señores alcaldes para poder llevar y expedir las respectivas autorizaciones para empezar a darle una apertura a este sector tan importante como es el de los bares”, reiteró el Ministro.

El trago amargo de los propietarios

Sin lugar a duda, el sector comercial del país ha sido uno de los que la pandemia ha golpeado de forma drástica. Según datos de Asobares Colombia, gremio que representa a establecimientos de comercio afiliados que expenden bebidas alcohólicas y brindan entretenimiento nocturno, ya son 5 meses, 160 días sin facturar, por lo cual es urgente poder recuperar los puestos de trabajo dado que muchas familias dependen de este sector.

“Desde los establecimientos cumpliremos con todos los protocolos de bioseguridad. Confiamos que el nuevo Decreto contemple la posibilidad de la venta de licores en los establecimientos. Inicialmente las pistas de baile, por ahora, no se van a utilizar, lo mismo que las presentaciones musicales de gran formato. Esa prohibición lo único que está fortaleciendo es la venta y el consumo de licor adulterado. Nunca habíamos tenido tantos casos de consumo de metanol”, afirma Camilo Ospina Guzmán, presidente nacional de Asobares.

Solo queda esperar a que el Gobierno Nacional, frente a la polémica, determine si flexibiliza o no la venta y consumo moderado de licor en los establecimientos de ciudades dispuestas al pilotaje, de lo contrario, se volverá a la rumba zanahoria que en otrora propuso y ejecutó el gran pedagogo Antanas Mockus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *