noviembre 24, 2020

Cundinamarca es buena papa: se vendieron más de $1.400 millones en un fin de semana

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Motivados por la crisis económica, la desesperanza y las pésimas políticas públicas para el agro, los productores de papa de Cundinamarca y Boyacá salieron a las carreteras a vender sus cosechas en peajes y vías nacionales. El resultado: más de 2 mil toneladas comercializadas por un valor de 1.400 millones de pesos. Aunque se trató de una excelente campaña a corto plazo, es el Gobierno Nacional el que debe brindar una verdadera solución: cerrar las puertas de la importación, políticas de fondo e inversión decidida.

La caída del consumo a nivel mundial, ocasionada por la emergencia sanitaria no ha sido ajena al sector de los alimentos; la gran sobreoferta en el mercado de papas nacionales (papa en fresco), no encuentra comprador ante la falta de demanda, lo que genera una situación crítica, llevando a los agricultores a la ruina, arrastrando a su paso otros sectores que dependen de ellos, como son el transporte, los agroinsumos, empresas metalmecánicas y agroindustriales, entre otros.

Soportados en este panorama, centenares de productores de Cundinamarca y departamentos vecinos se alzaron la ruana y pusieron el grito en el cielo, buscando que el Gobierno Nacional tome medidas urgentes en aras de aliviar esta problemática social, dentro de las cuales se podrían revisar los tratados de libre comercio, que permitan poner aranceles o medidas de salvaguarda, restringiendo la masiva entrada de papas importadas a Colombia, con un alivio de inversión directa al sector.

Al llamado de los papicultores se sumó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, quien, junto con su gabinete y funcionarios del departamento, se tomó las carreteras para poner centros de venta, aprovechando el puente festivo, estrategia que salió muy bien, admitiendo un bálsamo ante la crisis.

“Esta jornada fue un éxito superando todas las expectativas; aquí me acompañan algunos productores provenientes de Chocontá, Villapinzón, La Calera y municipios de la Sabana que pudieron vender sus productos, la papa, en los peajes de Cundinamarca. A todos ustedes muchísimas gracias por creer en nosotros. Teníamos una meta de vender 600 toneladas durante el puente festivo, el resultado, al final, más de 2.000 toneladas vendidas. Esto equivale a un poco más de 41.400 bultos de papa vendidos en el puente festivo y a un ingreso directo para nuestros productores, para nuestras asociaciones, de más de $1.400 millones”, declaró el Gobernador.

Otras medidas

Esta campaña se suma a otras iniciativas adelantadas por el Gobierno Departamental, durante los últimos cuatro meses, para la reactivación económica del sector agrícola, entre las cuales se ha realizado la compra de papa, panela, huevos, fríjol y café para entregarlo a familias vulnerables de Cundinamarca. De igual forma, se han desarrollado programas para apoyar a los microempresarios del departamento otorgando microcréditos no reembolsables, con seis meses de periodo de gracia, donde la Gobernación asume los intereses corrientes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *