noviembre 24, 2020

Cundinamarca en máxima alerta por ola invernal

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

El fenómeno de ‘La Niña’ y el coletazo del paso de los huracanes afectan al departamento. Deslizamientos, avenidas torrenciales, cierre de vías, inundaciones y aumento de los caudales en ríos y quebradas, advierten el difícil panorama. Las autoridades meteorológicas informaron que continúa acentuándose la frecuencia e intensidad de las precipitaciones de esta segunda temporada de lluvias, así como de las ondas tropicales.

Ya son 45 municipios los que se han visto afectados por la ola invernal en el departamento, generando alertas tempranas y emergencias en diferentes puntos de la geografía cundinamarquesa. Las lluvias arrecian y las autoridades locales mantienen activos los sistemas de gestión del riesgo.

“Las poblaciones más afectadas son Puerto Salgar, Suesca y Gachancipá. Estamos haciendo presencia en cada uno de ellos, a través del Puesto de Mando Unificado (PMU) y por supuesto, esta semana estaremos llevando herramientas, materiales y apoyo a las familias que han resultado damnificadas”, anunció el gobernador, Nicolás García Bustos.

De acuerdo con el seguimiento, monitoreo y análisis realizados por el Ideam, se prevé para los próximos tres días el avance de una nueva onda tropical con alta posibilidad de propiciar el aumento de las precipitaciones en varios sectores de las regiones Caribe y Andina; las lluvias podrían venir acompañadas de tormentas eléctricas y vientos por encima de lo normal.

“El instituto recomienda tomar las medidas preventivas en zonas de ladera ante la posibilidad de crecientes súbitas y/o deslizamientos de tierra, en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, así como en los departamentos de Norte de Santander, Santander, Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Caldas, Risaralda, Quindío, Occidente de Arauca, Casanare y Meta. De igual manera, en zonas inestables de áreas urbanas. Se realiza un monitoreo especial en las márgenes de los ríos y se toman medidas preventivas anta la posibilidad de crecientes súbitas en ríos, quebradas y arroyos en áreas rurales y urbanas de las regiones Caribe, Andina y Norte de la región Pacífica”, advierte el boletín del Ideam.

La directora de la Unidad Administrativa para la Gestión del Riesgo de Desastres, Gina Herrera, notificó que seguirán observando las zonas afectadas por las fuertes lluvias, para mitigar el riesgo de que ocurran emergencias de inundaciones y deslizamientos de mayor envergadura. “Es de suma importancia intensificar el monitoreo para prevenir las situaciones que pongan en peligro la vida de la comunidad, por lo que desde el Centro de Información y Telecomunicaciones (CITEL) se reporta a diario y en tiempo real, cualquier situación de riesgo que se presente por mínimo que sea”, dijo.

 

Mapeo de las emergencias

De acuerdo con el último reporte, los municipios afectados por deslizamientos son: La Vega, San Antonio del Tequendama, Chipaque, Granada, Tena, Cota, Guasca, Tabio, Soacha, La Calera, Anolaima, Pacho, Gachancipá, Sopó y San Cayetano.

Las inundaciones tienen en emergencia a las poblaciones de Fosca, Cota, Gutiérrez, San Francisco, Suesca, Mosquera, San Antonio del Tequendama, Anolaima, Funza, Gachancipá, Sesquilé, Tabio, El Rosal, Madrid, San Cayetano, Pacho, Fusagasugá, Tabio, Facatativá, Sopó, Nimaima, Cáqueza, Cogua y Puerto Salgar, que se encuentra anegado en un 80%.

Hasta el momento, se ha presentado una avenida torrencial en el municipio de Anolaima.  Y un aumento en los cauces de los ríos Negro, Bogotá, Lenguazaque, Frío y Ubaté, igual que en las quebradas Honda y La Negra.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *