octubre 18, 2021

Buen repunte en la venta de vivienda en Cundinamarca tras la pandemia

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

A octubre, según datos de Camacol, la vivienda social representó casi el 74 por ciento de las ventas. Oferta y precios juegan a favor.

Por Ingrith Rodríguez Peña

Aunque la economía se contrajo fuertemente por los efectos de la pandemia del coronavirus, dejando una secuela en la intención de compra de vivienda nueva, tanto de interés social como diferente a este tipo de unidades habitacionales, el mercado de Cundinamarca ha reaccionado de forma importante, al igual que el de Bogotá.

De acuerdo con cifras de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) de Bogotá y Cundinamarca, para el departamento, cuando en abril se había paralizado la actividad edificadora, se decidió ajustar la proyección de ventas de casas y apartamentos para el corte de octubre, pero el desempeño reciente tras la reactivación superó las expectativas.

Datos de la entidad muestran que luego de que se había ajustado la proyección a 18.646 unidades vendidas en lo corrido del año hasta octubre, las cifras recientes mostraron unas ventas de 23.782 unidades, para un repunte del 27 por ciento, que, si bien fue más bajo que la reacción en Bogotá, la región no desentonó.

“Si bien los indicadores en los municipios del departamento no llegan aún a terreno positivo, se mantienen por encima de los promedios históricos, con lanzamientos de 20.946 unidades, iniciaciones con 20.049 y oferta con 14.631”, indicó la Camacol.

A octubre, la inversión en vivienda de los hogares en Cundinamarca se mantiene en el mismo nivel registrado en octubre de 2019, con un acumulado del año de 4,2 billones de pesos.

Por segmentos, la Vivienda de Interés Social (VIS) es la de mayor participación en las ventas, ya que el 66,3 por ciento de las unidades vendidas en Bogotá, es decir, 20.810 pertenecen al este fragmento, mientras que en Cundinamarca el 73,9 por ciento (17.597) de las ventas corresponden a VIS.

“Es el momento de mayor demanda de insumos y mano de obra”

“El mercado sigue sorprendiéndonos positivamente, superando todas las proyecciones que hicimos cuando llegó el impacto de la pandemia. No tenemos duda de que esta dinámica llevará en el mediano plazo a que las iniciaciones también retomen la senda de crecimiento; lo que impulsará la actividad, ya que se trata del momento de mayor demanda de insumos y mano de obra”, explicó Alejandro Callejas, gerente de Camacol Bogotá & Cundinamarca.

Y aunque hubo reducción frente al valor acumulado el año pasado, la cifra es muy positiva para la entidad, teniendo en cuenta la coyuntura que ha impactado toda la actividad productiva.

“Confirmamos con estas cifras la senda de recuperación rápida en la que está el sector de construcción de edificaciones. Es una muestra de que además se recupera la confianza de los hogares, por lo menos en temas de inversión de vivienda”, agregó el directivo.

Entre tanto, en la Capital las ventas en lo corrido del año a octubre llegaron a 31.370 unidades, lo que significa un 9,5 por ciento por encima de lo que se registraba doce meses atrás (28.654 unidades). Y si se observa el comportamiento de los últimos 12 meses, a octubre, se registran ventas de 41.222 unidades, con crecimiento anual de 21,2 por ciento.

Oferta amplia

Actualmente, la región de Bogotá y Cundinamarca cuenta con 44.937 unidades de vivienda en oferta, de las cuales el 86 por ciento son subsidiables, de acuerdo con lo contemplado por la política de vivienda del Gobierno Nacional, que, además del subsidio tradicional, este año puso en marcha un cupo de 200.000 subsidios a la tasa de interés para viviendas hasta de 438 millones de pesos.

En Cundinamarca, la oferta en su mayoría se concentra en municipios como Soacha, Chía, Girardot, Tocancipá. Madrid, Fusagasugá y Zipaquirá, con 6.267 unidades habitaciones disponibles de hasta 118 millones de pesos, correspondientes al segmento VIS.

Entre tanto, el abanico de posibilidades para comprar vivienda entre 118 millones y 438 millones de pesos, que no es de interés social (No VIS), supera las 7.100 unidades, con Chía, Cajicá y Ricaurte liderando la oferta, seguidos por Fusagasugá, Zipaquirá y Madrid.

“La gran oferta que se concentra en Bogotá y Cundinamarca continúa siendo un beneficio tanto para los hogares de la región como para el dinamismo de la economía y, además, contribuye a la urgencia de reactivación en la que actualmente el país se enfoca”, recalcó Callejas.

Por eso, dado que Bogotá y Cundinamarca son epicentro para la compra de vivienda en Colombia y que cuentan con una gran oferta, se decidió apoyar la realización de espacios como la Gran Feria Inmobiliaria de Estrenar Vivienda.

Los hogares que se encuentran en busca de vivienda podrán ingresar hasta el 24 de enero de 2021 a la página www.granferiainmobiliaria.com y adquirir gran parte de la oferta con la que cuenta la región con beneficios para todos los visitantes y compradores como bonos, descuentos y tasas de interés especiales.

Además, Bogotá continúa siendo la ciudad con los precios más elevados por metro cuadrado, dado que a la hora de comprar un inmueble los costos oscilan entre 6,3 millones de pesos y 17 millones de pesos por metro cuadrado en barrios como Chicó, La Cabrera, El Nogal y Rosales.

Por su parte, en Cundinamarca, según el portal Viviendo.co, en los alrededores de la Capital, es decir en Cundinamarca, y con base en los proyectos activos de este portal, se pueden conseguir propiedades por la mitad de precio con un promedio de 3,25 millones de pesos.

“Embarcarse en la tarea de adquirir una propiedad conlleva unos pasos claros que deben hacerse y, principalmente, que se alineen a un proceso juicioso de búsqueda y de investigación del mercado inmobiliario”, indicó Juan Manuel Calero, director de Vivienda, plataforma especializada en la promoción de proyectos de vivienda en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *