vie. Dic 14th, 2018

Docente cundinamarqués podría alzarce con Premio Compartir al Maestro

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Culminó la primera fase de evaluación de las propuestas de rectores y docentes que se postularon al Premio Compartir al Maestro, que seleccionó el proyecto de la Institución Educativa Departamental (IED) La Martina de Tausa.

Con la propuesta Secuencias didácticas desde la educación para el desarrollo sostenible, el docente César Augusto Nava Trujillo, del municipio de Tausa, fue seleccionado entre más de mil propuestas en la primera etapa de evaluación del Premio Compartir al Maestro.

El  proyecto, que se desarrolla desde hace dos años en la  IED La Martina, es una estrategia de educación infantil ambiental a través de secuencias didácticas con enfoque de ciencia, tecnología, sociedad y ambiente orientadas a lograr que los niños exploren su terreno, conozcan, valoren, usen los recursos naturales e interactúen con la familia y la comunidad sobre su actividad productiva con arcilla; los estudiantes asumen el papel de alfareros, vivenciando la experiencia con estrategias pedagógicas donde elaboran y moldean diferentes elementos de manera segura y protegiendo el medio ambiente.

La IED se encuentra ubicada en una zona de importante influencia de intervención ambiental, debido a la producción de ladrillo, y la comunidad ha desarrollado su actividad económica y social alrededor de la explotación del suelo. Por eso se aprovechan los primeros años de vida escolar para implementar la educación ambiental, en particular con estrategias pedagógicas para que los estudiantes formulen hipótesis, generen conocimientos sobre el mundo y la naturaleza.

El proyecto ha tenido el acompañamiento de la Corporación Autónoma Regional (CAR), entidad que envía profesores que trabajan la alfarería y transmiten sus conocimientos a padres de familia y estudiantes.

Según el docente César Nava, esta estrategia va orientada a lograr que los estudiantes exploren sus terrenos antes de conocer otros ámbitos, que los conozcan, valoren y usen los recursos naturales de una manera sostenible, además de propiciar espacios de reflexión  con la familia sobre el tema y hacer que la comunidad conozca lo que hace la IED.

“La escuela se convierte en el escenario propicio para plantear futuros positivos y sostenibles, con un pensamiento esperanzador para los próximos años, ya que son estos niños los trabajadores del futuro, los trabajadores de esas ladrilleras, de esos chircales; pero si empezamos a instalar en ellos y a trabajar en ellos estrategias desde la niñez tendremos ciudadanos conscientes con el ambiente, porque si empezamos a tener medidas preventivas desde la escuela, no tendremos que tomar medidas correctivas con los adultos”, manifestó Nava.

Este proyecto recibió un reconocimiento en el Congreso Mundial de Educación Ambiental 2017 en Canadá, punto de encuentro para todos los que trabajan con la educación, el medio ambiente y el futuro sostenible. La temática del evento fue  Cultura y  Medio Ambiente: Tejiendo Nuevas Conexiones, que hace énfasis en la naturaleza multidisciplinaria de la educación ambiental y en la inseparable relación entre cultura y medio ambiente.

En este proceso inicial de evaluación también fueron seleccionados los proyectos del Instituto Técnico Industrial y la Institución Educativa Cerca de Piedra de Fusagasugá, así como el Instituto Técnico Industrial sede Sauces de Chía. La siguiente fase será la visita de campo a cada una de las propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *