mié. Nov 14th, 2018

De cada 10 mujeres, 6 dicen estar insatisfechas sexualmente

Share this...
Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Esto pasa en Colombia ¿Y qué se entiende por estar insatisfechos sexualmente?

Podríamos estar pensando en tener relaciones sexuales en donde el placer no está presente, ni el deseo, la ternura, el tiempo, la frecuencia, la atención sobre las necesidades, las caricias, la conexión corporal o emocional; y, seguramente, en muchas de estas también el orgasmo fingido o no llegado; en fin, no se encuentra cómoda y a gusto la persona, pues no existen estas características en su relación sexual.

Ahora bien, hablemos del hombre: ¿podríamos decir que el sexo masculino, por el hecho de ser siempre tan evidente su orgasmo, queda sexualmente satisfecho? ¿Es acaso el orgasmo el resultado único por el que se mide su satisfacción sexual?

Insatisfacción sexual: muy frecuente consulta

En mis procesos de coaching he recibido a diferentes personas, de los dos sexos, que aluden esta situación con similares expresiones y puntos a tratar. La insatisfacción sexual, debo decirles, es una muy frecuente consulta.

Y lo que he percibido de todas estas es que existen unos puntos en común:

-La falta de comunicación

-La falta de imaginación

-La costumbre y rutinaria actividad

-La creencia errónea que “mi placer” es responsabilidad solo del otro.

-Desconocimiento de su anatomía y estimulación.

Hombres y mujeres no conocen sus propios cuerpos. Sus creencias, educaciones y miedos los llevan a pensar que el desempeño sexual es algo que seguro resultará solo en el momento.

Mujeres

En nuestro caso específico, la vagina, vulva, ano y cavidad pélvica son todo un centro de nervios y conexiones, que redunda en las emociones. La inmediatez y criterios cambiantes en la sociedad en cuanto a cómo deben o deberían ser las relaciones ahora, nos han vendido la idea errónea del sexo casual y sin vínculos o compromisos, algo que para las mujeres es mucho más complicado, pues su vagina, como ya lo dije, está conectada directamente con sus emociones.

Cuando una mujer recibe una palabra, una caricia o una estimulación, su vagina inmediatamente se da por aludida; se producen en el cuerpo una seria de reacciones químicas y neurológicas que disparan también sus emociones tales como el amor, el erotismo, la pasión, la ternura, la alegría, la tristeza y el miedo, entre otras. De ahí que separar su desempeño o satisfacción sexual de sus emociones o lo que siente, es tarea imposible.

Si nos interesáramos más en conocer nuestra vagina, sus partes externas, internas, su funcionamiento, salud o cuidados; si nos masturbáramos más frecuentemente,  descubriríamos más pronto sus preferencias en caricias, partes y frecuencia, daríamos uno de los pasos más importantes para satisfacernos sexualmente.

¿Mujeres, en qué otros ámbitos les es imposible o se les dificulta comunicar lo que quieren, cómo lo quieren o en dónde lo quieren? ¿Sabían que crear límites y tenerlos claros, tiene relación directa con lo que tú crees que mereces?

Sin conocimiento, ni el sexo casual ayuda     

¿Qué el sexo esporádico es agradable y puede resultar (con los debidos cuidados físicos y emocionales) en algo rico? Sí, tal vez, sin embargo si no te conoces ni a ti misma, tu propio cuerpo y no aprendes a comunicar tus gustos, cualquier sexo puede resultar insatisfactorio.

¿Y qué decir del sexo con tu pareja? Los dos deben acostumbrarse a observar, descubrir, conocer y explorar sus cuerpos así como sus genitales, su funcionamiento y sus gustos. Obviamente, esto incluye la comunicación.

Y yo me pregunto y les pregunto: ¿mujeres, en qué otros ámbitos les es imposible o se les dificulta comunicar lo que quieren, cómo lo quieren o en dónde lo quieren? ¿Sabían que crear límites y tenerlos claros, tiene relación directa con lo que tú crees que mereces?.

De aquí que tu sexualidad y desempeño sexual no tenga solo que ver con tus relaciones sexuales; ¡NO, tiene que ver contigo, toda tu YO!.

El poder de las mujeres

Con nosotras las mujeres, podríamos extendernos mágicamente hablando de qué tan grande es nuestro poder, nuestra vagina, nuestro YO, pero como ahora el tema a hablar es tu insatisfacción sexual, pues te digo, mujer linda y poderosa, tu satisfacción sexual, para comenzar, es tu responsabilidad.

Si no te conoces y no comunicas con claridad a tu pareja o amante lo que quieres y cómo, será imposible encontrar la satisfacción y te aseguro, no solo será a nivel sexual, no, será en tu totalidad de vida.

Los hombres que se encuentran sexualmente insatisfechos, me dicen estarlo pese a tener orgasmos. Sus expectativas para responder como hombres en la cama a veces nubla su satisfacción

Hombres

Sí, su cuerpo entero nos indica que es “hacia afuera”, ¿pero, qué pasa en su interior? Resulta que también tienen unas conexiones nerviosas, que se conectan al cerebro y producen reacciones químicas y estas, a su vez, se comunican con las emociones.

¿Hay diferencia entonces? A simple vista dicho así, no, hay tal vez menos conexiones  nerviosas que irrigan el pene y el ano y por creencias y educación el hombre debe ser menos emocional.

Los hombres que me han consultado, como ya les conté, que se encuentran sexualmente insatisfechos, me dicen estarlo pese a tener orgasmos, pues sus expectativas para responder como hombres en la cama a veces nubla su satisfacción; sus parejas son incapaces de aceptar cambios o innovaciones; se encuentran con mujeres que no les indican qué hacer, cómo les gusta, en dónde prefieren y así poder satisfacerlas sintiendo seguridad en lo que hacen.

Primero hay que ser alumnos para ser maestros

Por la misma sociedad, sus creencias y educación, la responsabilidad del placer sexual ha recaído en su mayoría del concepto, en el sexo masculino; el hombre fue bueno o malo, si te “hizo” pasar rico y llegaste al orgasmo (mujeres).

Pero, yo pregunto, ¿puede haber maestros que no hayan recibido instrucción? Ahora, ¿tú como hombre, te interesas por aprender de tu anatomía corporal y la de tu pareja? ¿De cómo funciona su cerebro cuando le estas hablando al oído palabras eróticas, o la estas acariciando y cómo eso hace toda una reacción en su deseo?

¿Qué otras cosas puedes hacer en la cama para satisfacerla? ¿Conoces lo suficiente tu cuerpo? ¿Cuándo estás teniendo sexo te preocupas más por “responder sexualmente o por disfrutar?

¡Sorpresa!

Lo que expresan hombres y mujeres sobre su insatisfacción sexual tiene unos puntos muy interesantes en común: la falta de comunicación y el desconocimiento corporal. El placer en la cama, es concluyentemente responsabilidad de los dos y, en definitiva, no tiene que ver con llegar al orgasmo o no.

Los dos, parece que se encuentran más unidos que separados en cuanto al sentir de unas faltas o carencias, sexualmente hablando.

Que interesante me resulta, y hasta orgásmica, la experiencia, cuando logran las personas o parejas en mi consulta de sex coaching ver esta insatisfacción como su responsabilidad y no al otro como el gran culpable de su inconformismo sexual. Acto seguido, entrenamos el musculo de la comunicación y nos dedicamos a aprender sobre sus cuerpos y respuestas sexuales como emocionales.

Mónica Solano Ospina                          

Coach Sexual

moyuliso@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *